China ha anunciado la suspensión de la compra de productos agrícolas de Estados Unidos. En un comunicado publicado en su página web, el Ministerio de Comercio chino consideró esta subida arancelaria, con efectos a partir del próximo 1 de septiembre, como «una grave violación de la reunión entre los jefes de Estado de China y EEUU«.

«Se ha acordado que la Comisión de Aranceles Aduaneros del Consejo de Estado no descarte gravámenes a la importación a productos agrícolas de EEUU recientemente adquiridos después del 3 de agosto, y las empresas chinas relacionadas han suspendido la compra de productos agrícolas estadounidenses«, indica el texto.

El Ministerio de Comercio se vanaglorió de la «enorme capacidad de mercado» del país asiático y se arrogó «unas perspectivas brillantes para la importación de productos estadounidenses agrícolas de alta calidad«.

Sin embargo, dejó claro que estas «perspectivas brillantes» van sujetas a que Washington «ponga en marcha el consenso alcanzado en la reunión entre los jefes de Estado de China y EEUU, y tenga la confianza de poner en práctica los compromisos para crear las condiciones necesarias para la cooperación en el sector agrícola entre ambos países«.

Este anuncio supone un peldaño más en el incremento de las tensiones en la guerra comercial que ambos países libran desde el pasado año, y que ha entrado en un nuevo capítulo desde que, la semana pasada, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara las citadas medidas arancelarias ante la falta de progresos en las negociaciones comerciales.

DEJA UNA RESPUESTA