China añadirá todos los derivados del fentanilo, un opiáceo sintético que es decenas de veces más potente que la heroína, a una lista complementaria de «drogas controladas», anunció hoy el Gobierno del país asiático en un comunicado.

La medida, que entrará en vigor el próximo 1 de mayo, afecta a todas las sustancias que contengan fentanilo, que suele mezclarse con otras drogas como heroína y cocaína debido a que es más barata y es muy potente, lo que permite aumentar los beneficios a los narcotraficantes.

Según el comunicado emitido de forma conjunta por el Ministerio de Seguridad Pública, la Comisión Nacional de Salud y la Administración Nacional de Productos Médicos, esta medida es complementaria a la anterior inclusión del fentanilo en la mencionada lista de narcóticos y sustancias psicotrópicas sin uso médico.

En toda Norteamérica las muertes por consumo de fentanilo se han multiplicado en los últimos años, y Estados Unidos ha pedido en reiteradas ocasiones a China que tome medidas adicionales para controlar el tráfico de narcóticos, especialmente el fentanilo.

La decisión se produce, precisamente, después de la última ronda de negociaciones comerciales entre China y EE.UU., que concluyeron el pasado viernes en Pekín con resultados «constructivos», según dijo el secretario estadounidense del Tesoro, Steven Mnuchin.

Las autoridades sanitarias de EE.UU. consideran que la mezcla de heroína con fentanilo potencia entre diez y cien veces el poder de la droga, motivo por el cual esta droga sintética está causando gran cantidad de muertes por sobredosis.

De hecho, en diciembre, China se comprometió a designar el fentanilo como «sustancia controlada» e imponer duras penas a quienes comercien con esa sustancia, algo exigido por Washington con el fin de aplacar la epidemia de adicción a opiáceos en Estados Unidos.