El pasado 5 de septiembre, el rapero Chris Kaba, de 24 años, fue abatido por la policía en Streatham Hill, al sur de Londres. Su Audi fue embestido y bloqueado por la policía durante una persecución después de los agentes recibiesen una aviso en el que se les alertaba de que una cámara de vigilancia había detectado un vehículo cuya matrícula estaba relacionada con un tiroteo en los últimos días.

Un agente de la Policía disparó mortalmente al joven a pesar de que Kaba no estaba armado. Por ello, la Oficina Independiente de Conducta Policial abrió una investigación por homicidio sobre su muerte y el agente implicado en el tiroteo ha sido suspendido.

Según una investigación, el rapero no era sospechoso y fue seguido por un coche de policía sin identificación, que no tenía luces ni sirenas encendidas en los minutos previos al disparo del agente.

Chris Kaba no era sospechoso antes de que la policía le disparara, según la investigación
Chris Kaba no era sospechoso antes de que la policía le disparara, según la investigación

La policía metropolitana dijo que Kaba había recibido un disparo «después de una persecución de vehículos», sin embargo, la Oficina Independiente de Conducta Policial, que investiga el tiroteo, no mencionó una persecución en un resumen del incidente leído ante el tribunal forense de Southwark este martes por la mañana.

Dean Brown, investigador principal de la Oficina Independiente de Conducta Policial, confirmó que se creía que el Audi que conducía Kaba «estaba relacionado con un incidente con armas de fuego que tuvo lugar el día anterior» y que se siguió al vehículo sin luces ni sirenas. Además, añadió que Kaba no era sospechoso.

Brown dijo también que, a pesar de que el día 5 de septiembre se informó a los agentes de policía de que el Audi podía estar presuntamente relacionado con el suceso, no se mencionó el nombre de Kaba.

El investigador añadió que tras el disparo del oficial NX121, los oficiales prestaron primeros auxilios al rapero antes de que lo llevaran al hospital King’s College, donde fue declarado muerto a las 12:16 am.

Se espera que la investigación finalice en un plazo de seis a nueve meses, demasiado tiempo para la familia que considera que el resultado debería estar disponible en semanas.

El primo de Kaba, Jefferson Bosela, ha manifestado: «Necesitamos respuestas. No solo esta familia, sino todo Londres, todo el país, necesita saber cómo pudo ocurrir algo así. ¿Cómo puede un joven, sentado en un automóvil, desarmado, recibir un disparo en la cabeza por parte de la policía en Londres en 2022?

«Esto nunca debió de haber pasado. Nunca debe volver a suceder. Nunca debemos aceptar esto como algo normal. Alguien debe rendir cuentas. No descansaremos hasta que las personas responsables de la muerte de Chris rindan cuentas», añadió.

DEJA UNA RESPUESTA