1000x563_cmsv2_f96c6f91-a1e3-582a-9663-4

Es la cola de coches que los británicos se están encontrando en las gasolineras. Temen que la falta de camiones cisterna se extienda y no puedan repostar. Hay estaciones de servicios que han cerrado. El Ejecutivo trata de atajar la situación con medidas temporales. Algunas informaciones apuntan que Johnson relajará las normas de inmigración para que haya conductores extranjeros.

Rob Mckencie de la Asociación de Transporte por Carretera destaca: «Hay una cuestión de principios políticos, pero también está el principio de asegurar que la gente en el Reino Unido obtenga su comida y su combustible, lo cual, en el contexto político del Brexit, me parece que es algo con lo que el gobierno podría tener que tragar y simplemente aceptar que, en realidad, a corto plazo necesitamos que los conductores extranjeros nos ayuden».

Downing Street no quiso confirmar si se había tomado alguna decisión pero el secretario de Transportes, Grant Shapps ya ha prometido mover cielo y tierra.

Euronews

Grant Shapps apunta: «A lo largo de los años hemos admitido la llegada de mano de obra más barata, a menudo de Europa del Este, que rebaja el precio del mercado y, por tanto, expulsa a muchos camioneros del sector. Así que hay que tener cuidado para no agudizar los problemas en el futuro. No obstante, reconozco que a corto plazo tenemos que estudiar todas las opciones, y eso es lo que estamos haciendo de forma muy proactiva.»

Los consumidores temen que lo peor aún está por venir y las estanterías de los supermercados se están quedando vacías. Faltan alrededor de 100.000 conductores de camión.

2 Comentarios

  1. La democracia está muy sobrevalorada, pero no deja de tener una relación directa con el intelecto de la mayoría de la población; si el intelecto de la mayoría es bajo, los resultados también lo serán. Y está demostrado que la mayoría no brilla por su gran lucidez. Recordemos que el 90% de los alemanes (la cuarta potencia mundial de la época) voto a el peor régimen de la historia mundial: EL NAZISMO.
    Votar a favor del brexit fue otra muestra más de la estupidez colectiva.
    Solo terminamos aprendiendo cuando sentimos hambre o dolor.
    (o falta de combustible)

DEJA UNA RESPUESTA