Los responsables de la Escuela de Tauromaquia de la Región de Murcia han decidido disolverla al verse salpicada por los abusos de un profesor denunciados por varios alumnos y alumnas y que son investigados por un juzgado de instrucción de la capital murciana desde el pasado septiembre. La junta directiva del centro de formación de toreros ha iniciado ya los trámites legales para su extinción, ha informado a Efe uno de sus miembros.

La investigación policial fue abierta a raíz de una denuncia anónima a la Policía Nacional en la que se daba cuenta de que varios alumnos, la mayor parte de ellos menores de edad, podían estar siendo víctimas de abusos sexuales. La declaración ante los funcionarios policiales de las presuntas víctimas confirmó el contenido del anónimo, que varias de ellas ratificaron luego al pasar por el juzgado que investiga el caso.

DEJA UNA RESPUESTA