Cifuentes ha acudido a la sesión de la comisión este miércoles, como única compareciente, sobre las 10.48 horas, con rostro serio, accediendo al edificio desde la planta -1 de la Asamblea, tras subir por el ascensor, acompañada por su abogada, el jefe de Seguridad de la Asamblea y el director general de Relaciones con las Cortes y el Gobierno.

Casualmente, hace cuatro años, un 6 de marzo de 2015, Cristina Cifuentes era nombrada por el expresidente del Gobierno y exmandatario del PP Mariano Rajoy como candidata a liderar la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

Fuentes ‘populares’ han asegurado a Europa Press que el Grupo Parlamentario se puso a disposición de la expresidenta madrileña, pero que ha sido ella la que no ha querido que le acompañase nadie a la comisión, ya que iba a ir junto a su abogada, que le ha recomendando que no declarara en este órgano.

También señalan que ha acudido directamente a la comisión desde el ascensor y que «no ha habido posibilidad de que nadie la saludase», porque ha entrado por la puerta más cercana a la sala de la comisión, la José Prat, además del revuelo mediático que se ha producido y que ha provocado que se haya tenido que colocar un cordón para facilitar la entrada a los asistentes.

La imagen de hoy ha distado mucho de la que ofreció el grupo junto con los miembros del Gobierno de la Comunidad cuando el pasado 2 de junio de 2017 Cifuentes acudió a comparecer a la comisión de investigación sobre corrupción política para explicar su papel en la adjudicación de dos contratos de la cafetería de la Asamblea.

Entonces, la exdirigente madrileña llegó arropada por más de una treintena de miembros de su equipo y personas más cercanas, que le realizaron un ‘paseíllo’ de aplausos a ambos lados del pasaje que une el edificio de grupos con el edificio institucional del Parlamento autonómico.

Ese día sí declaró, pero esta vez la expresidenta regional ha manifestado su derecho a no hacerlo por recomendación de su abogado al indicar que el asunto está bajo proceso judicial y tras añadir que estaba pendiente de un recurso de sobreseimiento de la causa. Ha entendido que cualquier declaración podría influir en la misma y ha recordado que ya ha contestado a la pregunta de los jueces.

No obstante, la exdirigente madrileña ya se desvinculó del partido de forma temporal al pedir su baja de la militancia en el PP, según comunicó el pasado viernes a través de su cuenta de Instagram. Entonces afirmóó que creía «en la justicia» y que por eso, estaba «completamente segura» de que el tiempo le daría la razón.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario