Nueve meses después de que entraran en la cárcel, cinco de los 15 condenados por el caso de las tarjetas black de Caja Madrid y Bankia que tuvieron que ingresar en prisión para cumplir sus condenas han comenzado a disfrutar de un régimen de semilibertad. Fueron condenados a entre dos años y medio y tres años de cárcel en todos los casos.

Los afectados por la medida son el exconsejero a propuesta de PSOE José María de la Riva (condenado a 3 años de cárcel), el exmiembro de la Comisión de Control de la Caja nombrado también a propuesta del PSOE Ángel Eugenio Gómez del Pulgar ( 2 años y medio), el miembro del mismo órgano por IU Rubén Cruz (2 años y medio), el también exmiembro de esta comisión Miguel Ángel Abejón ( 2 años y medio) y el exconsejero de Caja Madrid por UGT Gonzalo Martín Pascual (3 años de cárcel).

A todos ellos, que han abonado las multas impuestas en sentencia, se les ha asignado un Centro de Inserción Social para cumplir la última fase de sus condenas. Solo deberán acudir a ellos a dormir de lunes a jueves.

Además, como todos han cumplido ya un cuarto de sus condenas (De la Riva y Martín Pascual recibieron sendas penas de tres años, mientras que las de los otros tres eran de dos años y seis meses) también podrán solicitar permisos de hasta siete días de duración, que no podrán sumar más de 48 días en un año.