El juzgado de Instrucción número 25 de Madrid ha citado como imputados a los diputados Yolanda Díaz, de Galicia en Común, Antón Gómez-Reino, de En Marea, Rafa Mayoral, de Podemos, y Ángela Rodríguez de En Marea. La jueza Raquel Robles González los imputa por «atentado contra la autoridad».

Llama la atención que esta denuncia llegue cuando estos diputados denunciaron en su día haber sufrido agresiones en un altercado con los miembros antidisturbios de la Policía Nacional en las inmediaciones del Congreso.

Al menos Antón Gómez-Reino, Yolanda Díaz y Ángela Rodríguez, parlamentarios de Unidos Podemos en el Hemiciclo, han sufrido en persona las consecuencias del encuentro entre la Policía y algunos trabajadores de las fábricas de Alcoa en Galicia y Asturias. Estos trabajadores se estaban manifestando en la Carrera de San Jerónimo para evitar el cierre y los despidos anunciados de sus fábricas.

La protesta estaba autorizada por la Delegación de Gobierno. La Policía intentaba que un pequeño grupo de los trabajadores no moviera las vallas que delimitan la protesta. Los agentes acabaron empujaron a los trabajadores para alejarlos de la valla y, al ver este incidente, los diputados de Unidas Podemos que se habían reunido con el Comité de Empresa de Alcoa se acercaron al tumulto.

«Queríamos calmar la situación y expresar a la Policía que los trabajadores de Alcoa están aquí para defender el pan de sus familias y que llevan meses movilizándose sin incidente alguno. Pero el resultado no ha sido el esperado, precisamente. Nos han empujado y nos hemos llevado algún golpe. La Policía se ha excedido», había indicado Antonio Gómez Reino, diputado de En Marea.

Según el atestado, los diputados se dirigieron hacia los manifestantes con gestos ostensibles para «incitarles» a saltarse la vallas. Dice además que «por eso se abalanzan los manifestantes hacia la policía con patadas y puñetazos».

La acusación señala que la diputada Yolanda Díaz rompió el vallado, arengó a la gente y empujó a policías para que no detuvieran a manifestantes. Como resultado, tres agentes sufrieron heridas.

Vídeo Recomendado:

1 Comentario

  1. Es vergonzoso que en una manifestación de una empresa que está intentando destrozar a los trabajadores,que están en situación de gran preocupación,porque en estas zonas no hay nada de trabajo.Son comunidades por lo menos Asturias es un cementerio,hace muchos años que no tenemos ningún gobierno que mire por los jóvenes y las familias con hijos les resulta casi imposible llegar a fin de mes.
    Aquí estamos solo los abuelos tristes y muchos tan solos hemos quedado que esperamos la muerte con alegría. Los hijos estudiaron y no les quedo más remedio que marchar a trabajar donde fuera pero de lo que estudiaron,Así se desmontaron más de un 80%de los hogares asturianos. Jamás los gobiernos regionales ni alcaldes ni nadie hizo nada salvo sacar dinero de lo que dio la UE,para terminar con las minas. En 2018 año que todas las minas están cerradas,los mineros jubilados,pero los hijos y demás jóvenes,haciendo el tonto. Un brindis a los partidos de derecha y al Psoe.

Deja un comentario