No vamos a quedarnos sentados en casa“, indicaba este jueves Inés Arrimadas. Ciudadanos continúa su campaña de retirada de lazos amarillos pese a la tensión generada en Catalunya, encontrado en esta lucha concreta contra los independentistas la manera de volver a estar en el centro del foco mediático haciendo oposición a Pedro Sánchez, al que acusa de no estar haciendo nada para impedir que vuelva a darse “un golpe de Estado“.

El partido naranja ha conseguido con estas acciones que el ambiente esté caldeado en Catalunya. El pasado miércoles, durante la concentración sin mucho éxito de asistencia que promovió el partido de Rivera en Barcelona, un cámara de Telemadrid fue atacado por un grupo de asistentes creyendo que era de TV3, la televisión autonómica catalana.

Ciudadanos achacó la autoría de los hechos violentos a “un infiltrado de un grupo radical ajeno a la organización de la manifestación“, pero no han sabido explicar de qué grupo radical se trata y por qué acuden a sus concentraciones. En las ímagenes grabadas por los distintos medios pueden verse en la concentración grupos de personas con símbolos ultraderechistas como la bandera del Movimiento Identitario, corriente ultranacionalista y racista con conexiones con organizaciones neonazis.

El PP, que aunque comparten con el partido naranja la frustración con por la existencia de símbolos independentistas en la calle, no están alentando su retirada en la calle ve “poco prudente” animar a la ciudadanía a retirar lazos con el consiguiente riesgo de propiciar enfrentamientos entre ambos ‘bandos‘. Los de Casado ven mejor y más seguro para todos abrir un buzón de denuncias para que se investiguen esas situaciones.

Xavier García Albiol ha emplazado a Rivera a explicar la agresión al periodista y la “simbología nazi” que se vio en la manifestación. “Tiene que ser Ciudadanos quien explique cómo es que en sus concentraciones hay personas con simbología nazi o de extrema derecha“. “Nos parece inadmisible la agresión, sea del medio que sea. Pero ahí a quién corresponde el control de la concentración es a quienes la organizan“, ha dicho el líder del PP catalán.

En Ciudadanos consideran que todo esto no es culpa suya. Indican que es “lógico que aparezcan casos de violencia” ante “los abusos de los separatistas“. Así lo exponen en el escrito de amparo que presentaron este jueves ante el Defensor del Pueblo en el que explican que “cuando una Administración rompe con la neutralidad y oficializa una ideología con la ocupación simbólica del espacio público, se quiebra el ámbito de la convivencia“.

Deja un comentario