Ciudadanos ha consumado este viernes su intención de finiquitar el pacto que firmó hace tres años y medio con el PSOE andaluz, el que sustenta el Gobierno de Susana Díaz. La quiebra se produce a siete meses de que expire oficialmente la legislatura.

Juan Marín, el líder regional de los naranjas, ha propuesto al comité ejecutivo nacional del partid romper dicho acuerdo, tras presentar un “balance de incumplimientos” de las medidas pendientes en ese documento. “No queríamos llegar a este extremo, pero el PSOE ha defraudado a los andaluces“, dice Marín, por lo que abren la puerta a las elecciones anticipadas que se producirían este mismo otoño.

Se trata de una fractura que muchos analistas consideran táctica, puesto que las encuestas vaticinan que volverán a necesitarse para formar Gobierno en la próxima legislatura. Las malas relaciones políticas y personales de Susana Díaz y Teresa Rodríguez, más que posible candidata de la confluencia Adelante Andalucía, hacen prácticamente inviable un pacto de con Podemos e IU, similar al que PSOE con Podemos en Madrid.

Ciudadanos y el PSOE se han pasado la semana teatralizando choques y enfados. Los socialistas se quejaron del “intervencionismo exterior” y la escalada de presión de los líderes nacionales del partido, que anunciaron que pilotarían personalmente la campaña electoral en Andalucía mientras que Marín acusando a los de Susana Díaz de negarse a negociar dos medidas concretas de contenido más técnico que social: la reforma de la Ley Electoral andaluza y la eliminación de los aforamientos.

Las reacciones del resto de los partidos no se ha hecho esperar. “El pacto entre PSOE y Cs no se ha roto. Lo que pasa es que ahora el pacto es adelantar elecciones, porque le viene bien a los dos. Le viene bien a Susana Díaz porque, ironías del destino, el efecto Pedro Sánchez le beneficia“, apunta la coordinadora regional de Podemos, Teresa Rodríguez. “Esto es un teatro. Ambos tienen pactado romper amigablemente para justificar un adelanto electoral“, dice el presidente popular, Juan Manuel Moreno.

Deja un comentario