Eldiario.es


El eurodiputado de Ciudadanos Jordi Cañas ha celebrado que finalmente el expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont y el exconsejero Toni Comín no hayan podido ocupar sus escaños en el Parlamento Europeo este martes, señalando que son dos personas que huyeron de la Justicia española y que ahora buscaban obtener «inmunidad» e «impunidad».

«Es un triunfo democrático que dos prófugos de la Justicia no hayan podido ocupar sus escaños como eurodiputados porque no han cumplido sus obligaciones legales», ha declarado en Estrasburgo con motivo de la constitución de la Eurocámara tras las elecciones del 26 de mayo.

El Tribunal General de la Unión Europea desestimó el lunes la petición de Puigdemont y de Comín de acordar medidas provisionales para que se les reconociera como eurodiputados y pudieran tomar posesión de su escaño. Además, el exvicepresidente catalán y líder de ERC, Oriol Junqueras, que también está encausado judicialmente por el proceso independentista –aunque en su caso está en prisión– tampoco ha podido ocupar su asiento en el Parlamento Europeo.

Cañas cree que habría sido «un mal ejemplo para los valores europeos» que unos políticos que «han demostrado nulo respeto por los procedimientos democráticos» al encabezar «un golpe contra la democracia» pudieran representar a los ciudadanos desde sus escaños.

BUSCABAN «IMPUNIDAD» PARA REANUDAR EL ‘PROCÉS’

Además, ha advertido de que algunos han intentado ser eurodiputados porque «querían la inmunidad» del cargo, «un paso previo a la impunidad política para poder, como ellos dicen, ‘volver a hacerlo'», para volver a declarar unilateralmente la independencia de Cataluña.

Sin embargo, las instituciones «han funcionado correctamente» y «no se han plegado a las presiones ni al acoso de aquellos que creen que se puede intimidar a diputados electos», ha dicho al denunciar que este lunes fue insultado y acosado en las calles de Estrasburgo por «algunos» que luego participaron en la manifestación convocada por el independentismo catalán.

«Aquellos que decían que la partida se iba a jugar en Europa tienen que empezar diciendo que van 3-0», ha destacado al referirse a las últimas sentencias del Tribunal General de la UE y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que «dejan muy claro que el Estado de Derecho en España tiene que ser respetado».

El mensaje, según el eurodiputado de Ciudadanos, es que «Europa se construye desde el respeto al imperio de la ley» y que no se puede aceptar que ningún político «se crea impune». En este sentido, se ha congratulado de que las instituciones europeas estén «frustrando las esperanzas» de aquellos independentistas que «pensaban que les iban a dar la razón».

Respecto a la manifestación de este martes, ha dicho que es «un ejemplo de normalidad», aunque ha lamentado el comportamiento que tuvo un grupo «minoritario».

Estas personas deben entender que «Europa rechaza este tipo de situaciones» en las que «representantes electos y ciudadanos son acosados, amenazados y agredidos simplemente por defender ideas», ha subrayado, afirmando que el independentismo «se ha pegado un tiro en el pie» cuando algunos han «enseñado su verdadera faz delante de Europa».

Ver en Eldiario.es

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario