Llegar al poder exige en muchas ocasiones renunciar a la ética y a la falta de principios. Ciudadanos lo sabe bien y ha aceptado formar parte del gobierno municipal de la localidad onubense de Cartaya, aunque uno de cuyos ediles, Juan Polo, está siendo investigado por varios delitos.

Polo será a partir de ahora primer teniente de alcalde en un equipo liderado por Manuel Barroso, del PP, y en el que también estará el único edil de Cs, Israel Medina

Una de las premisas del Código Ético del partido de Rivera es no pactar con cargos electos imputados, y Polo lo está al tener que responder por un presunto delito contra el medio ambiente, y otro de prevaricación, cuando era teniente de alcalde en el Consistorio cartayero. Según el auto, al que ha tenido acceso El Diario, Polo está siendo investigado por  edificar dos construcciones supuestamente en suelo no urbanizable desde que el juzgado ordenó una serie de diligencias, como la solicitud del informe emitido por la Delegación de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de Huelva sobre las condiciones urbanísticas de la parcela, y de la licencia urbanística y finalización de las obras.

«Solo» un delito

A pesar de que el auto judicial cita claramente que está imputado por tres delitos, Polo ha emitido un comunicado en el que indica que «sólo sigue en curso el presunto delito de prevaricación por omisión derivada de un procedimiento administrativo sancionador que, según el denunciante, se debería haber iniciado y no se hizo«.

«Tal procedimiento nunca se llegó a iniciar por asesoramiento técnico de la Secretaría General del Ayuntamiento pues existía un proceso de regularización en curso que afectaba a casi un millar de edificaciones en el campo«, indica.

En el comunicado da cuenta de los procesos ya archivados, y destaca que «la última resolución del juzgado notificada con fecha 17 de junio de 2019 ha sido recurrida por un error manifiesto de la misma así como por la vulneración de diversos preceptos de la Ley reguladora de Procedimiento Penal, porque se le siguen imputando «presuntos delitos que ya fueron archivados por las resoluciones anteriormente citadas«.