El presidente del PP, Pablo Casado, ha acusado al Gobierno de actuar con «discrecionalidad» al decretar el estado de alarma en Madrid ante la incidencia del Covid-19 en su «obsesión» de «atacar» al Gobierno regional, al que ha respaldado por estar desplegando medidas eficaces. Ha censurado al Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez de arremeter contra la Comunidad de Madrid con fines «políticos» con unas medidas «aleatorias» sin criterios científicos.

Por su parte, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha amenazado con protestas en la calle el próximo lunes, 12 de octubre, día de la Fiesta Nacional, después de que el «tirano» del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decretara el estado de alarma en la Comunidad de Madrid. En un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, el líder de Vox ha concretado que convocarán movilizaciones el 12-0 en todas las ciudades y pueblos contra el «ilegal» estado de alarma en Madrid con el que amenaza el jefe del Ejecutivo.

Por supuesto, estas declaraciones desde la derecha da alas a las clases pudientes de Madrid, que vuelven a lanzarse a la calle en el exclusivo barrio de Salamanca de la capital, donde se anuncia la primera de muchas caceroladas contra el Gobierno.

También a la sede del PSOE en la madrileña calle Ferraz. Un fuerte dispositivo policial les ha impedido acercarse al edifico del Partido Socialista. Convocadas a través de las redes sociales, cientos de personas han pedido el levantamiento inmediato del estado de alarma y la dimisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Ataviados con banderas de España, los manifestantes han hecho sonar sus cacerolas de nuevo para pedir la dimisión del presidente del Gobierno al grito de «libertad». También el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, han sido objeto de cánticos como ‘Illa y Simón, la misma mierda son’.

Una de las adalides de este movimiento «cayetano» es la pudiente Carmen Lomana. La conocida colaboradora de televisión, que hace unos días defendía que se confinaran algunos barrios porque, según ella, los vecinos «no tomaban precauciones» para evitar la propagación de la Covid 19, ha criticado duramente este viernes el cierre de la capital.

Lomana se ha mostrado a favor de salir a las calles para protestar contra las medidas tomadas por el Ejecutivo central para combatir la enfermedad. «Tendremos que lanzarnos a defender Madrid como en el 2 de Mayo», avisa la que fuera concursante de ‘Supervivientes’ en Telecinco.

También la olvidada Rosa Díez quiso lanzar un llamamiento a las movilizaciones con un tuit «El caudillo Sánchez busca el enfrentamiento entre ciudadanos», señaló. «Los madrileños no caerán en la trampa y con civismo y responsabilidad vencerán al virus y a esa gentuza q quiere volver a la confrontación entre españoles para arruinar el país y mandar sobre la ruina. ¡Hala, Madrid!», proclamaba.