La Inspección Provincial de Trabajo ha considerado, tras la denuncia del Sindicato CNT de Córdoba, que la prestación de servicios de los repartidores de GLOVO en Cordoba debe ser calificada de relación laboral y no de relación mercantil mediante la utilización de contratos TRADE (Trabajadores autónomos económicamente dependientes).

Esta resolución afecta a los 217 repartidores que GLOVO tiene en la ciudad de Córdoba, para los que la Inspección Provincial de Trabajo ha comunicado el alta de oficio en la Seguridad Social, tras realizar las comprobaciones pertinentes, pasando de esta forma a ser trabajadores por cuenta ajena de GLOVO a partir de este momento.

Además, la Inspección Provincial de Trabajo ha sancionado a la empresa GLOVOAPP23, S.L. por falta de alta en el Seguridad Social en virtud del art 34, del actual texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, RDL 8/2015, por el período de liquidación entre junio de 2018 y octubre de 2019.

De la misma forma, se ha iniciado expediente administrativo sancionador contra la empresa por la contratación de trabajadores extranjeros sin permiso de trabajo. Esta actuación se ha producido tras la denuncia presentada por el sindicato CNT de Córdoba el pasado mes de marzo de 2019, en el marco de la campaña que CNT Córdoba inició contra la utilización de falsos autónomos por este tipo de plataformas, y en concreto por GLOVO, bajo el lema “Pincha el GLOVO de los falsos autónomos”.

Esta actuación de la Inspección de Trabajo de Córdoba continúa otras sentencias y actuaciones administrativas en distintas ciudades contra la utilización fraudulenta de falsos autónomos en distintas actividades económicas, y especialmente en las plataformas de reparto a domicilio como GLOVO.

De esta forma, la campaña de CNT contra el uso de falsos autónomos de GLOVO ha conseguido la contratación laboral de toda la plantilla de esta empresa en Córdoba, y reivindica la necesidad de que desde el sindicalismo se impulse la lucha contra estas fórmulas de contratación que debilitan a la clase trabajadora, y sus organizaciones, y recortan sus salarios y derechos. Desde el sindicato consideramos que la política de contratación de GLOVO forma parte de la estrategia neoliberal de eliminar la protección que proporciona el Estatuto de los Trabajadores, aumentando sus beneficios económicos, evitando la aplicación de convenios y la normativa laboral, reduciendo costes que cargan sobre la mochila de los repartidores que se enfrentan a una doble problemática: Por un lado han de continuar cumpliendo órdenes empresariales para poder seguir subsistiendo, y por otro lado, se hacen cargo de costes propios del empresario (impuestos, seguridad social, etc).

CNT continuará con la campaña contra otras plataformas que recurren a estas formas de contratación mercantil que encubre relaciones laborales, y para la organización sindical de sus trabajadores.

Además, CNT reclamará al gobierno que de forma inmediata se legisle de forma contundente para impedir a las empresas este el recurso a falsos autónomos para cubrir relaciones de trabajo que deberías ser cubiertas por trabajadores y trabajadoras por cuenta ajena.