• El sistema vuelve a colapsar ante una emergencia que se repite año tras año.
  • Las instituciones continúan haciendo oídos sordos ante las reclamaciones de persoal y medios de los plantillas contraincendios.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, pide “un mínimo de sensibilidad y responsabilidad” a los incendiarios. Entretanto, se declaran más de un ciento de nuevos focos en Galicia este fin de semana. Después de miles de hectáreas calcinadas y de tener que lamentar la pérdida de vidas humanas, los responsables directos echan balones fuera y le echan la culpa a otros, incluido a Portugal.

No es la primera vez que se denuncia la falta de voluntad política para solucionar lo que es una emergencia de primer nivel. Ni existen medios para la prevención de incendios ni tampoco para sofocarlos, como pone de manifiesto que hace apenas unos días, aun estando en condiciones de alto riesgo incendiario, se les finiquitó el contrato a cientos de trabajadoras/os del SEAGA para volver a recontratarlas/los 48 horas más tarde.

La sección sindical en los GES de A Guarda denunció en varias ocasiones a falta de medios y se hizo patente la falta de interés tanto de ayuntamientos, como de diputaciones, como del consorcio contraincendios.

La falta de planificación y la irresponsable política forestal y de extinción de incendios lleva a la pérdida del patrimonio medioambental gallego. La mayor riqueza de la Galicia está en manos de personas ineptas que año tras año tropiezan en la misma piedra y que ni aprenden ni quieren aprender.

Deja un comentario