Entre 18 y 27 personas, dependiendo de las fuentes consultadas, han muerto al tratar de cruzar la frontera por Melilla, lo que llevó a Sánchez a felicitar a Marruecos por su actuación.

Algunos apuntan que las muertes se produjeron debido a una concertina que cedió, pero otros advierten que fue la brutalidad policial la que acabó con ellos.

Además, según los informes difundidos por la agencia AFP otros 76 habrían resultado heridos en el lado marroquí, 13 de ellos de gravedad.

En el mismo explica que casi todas las víctimas cayeron desde la valla o murieron durante una estampida y añade que 140 miembros de las fuerzas de seguridad de su país resultaron heridos, cinco de ellos de gravedad.

Del lado español, la entrada masiva dejó al menos 49 agentes de la Guardia Civil heridos de carácter leve y 57 migrantes, de los que tres han sido atendidos en el hospital comarcal, según las cifras ofrecidas por la Delegación del Gobierno.

“Estas palabras del presidente me han avergonzado como ciudadana de este Estado”, ha remarcado contra Sánchez la alcaldesa de Barcelona Ada Colau.

En una entrevista en Rac1, Colau ha criticado que Sánchez culpara de las muertes a “las mafias que trafican con seres humanos”, porque cree que deshumaniza a las víctimas y porque, en sus palabras, gestionar cómo se trata a las personas que llegan a las fronteras es una cuestión política.

“Me sorprende la frialdad, falta de compasión, de empatía teniendo a tantas víctimas mortales”, ha lamentado, y ha asegurado que las víctimas saltaron la valla por desesperación.

Ha insistido en que “es una vergüenza, una violación de los derechos humanos impropia de un Estado democrático”, y ha pedido que se abra una investigación y que haya asunción de responsabilidades.

2 Comentarios

  1. Completamente de acuerdo con Ada. Si, al hecho de que en una intervención policial mueran decenas de personas, se le califica de «buena intervención»; solo lo podemos definir como REPUGNANTE, e indigno de un presidente del gobierno que se considera de izquierdas.
    NO, Sr. Sánchez, ser de izquierdas no es tener carnet ni envolverse con banderas, es actuar en consecuencia en el día a día. Y este tipo de cosas le sitúan a usted en las A N T Í P O D A S (vox)

DEJA UNA RESPUESTA