El Gobierno colombiano instaló este martes puestos en los principales pasos fronterizos con Venezuela para «monitorear» las posibles afectaciones que pueda generar la situación de Caracas, donde docenas de militares se pusieron del lado del jefe del Parlamento, Juan Guaidó, para restaurar la democracia en ese país.

Así lo informó la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), que detalló en un comunicado que activó, «con carácter preventivo», puestos de mando unificados (PMU) en los puntos de la frontera en Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander (noreste), en La Guajira (norte) y en Arauca (este).

Guaidó, quien en enero pasado proclamó un Gobierno interino en respuesta a la supuesta usurpación que, considera, hace Maduro de la Presidencia, se pronunció temprano desde La Carlota junto a varias docenas de militares y aseveró que puso en marcha la llamada «operación libertad», con la que pretende desalojar a Maduro del poder.

Allí apareció junto al líder opositor Leopoldo López, que fue liberado hoy en Caracas, donde cumplía una pena de casi 13 años de prisión en régimen de arresto domiciliario.

En respuesta a este llamamiento, el presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, convocó a los simpatizantes del chavismo a acudir al palacio presidencial de Miraflores para «defender» la revolución bolivariana.

Es por ello que se instalaron los PMU, que cuentan con la participación de entidades nacionales y locales, y que, hasta el momento, reportan que «no se presenta novedad especial» en la frontera y los «flujos migratorios en los puntos habilitados».

La información agregó que los militares venezolanos exiliados en Colombia llegaron a dos de los puentes fronterizos, uno de ellos el Simón Bolívar, el principal paso entre ambos países, para «estar a la expectativa de cualquier situación».

«Sin embargo, la Fuerza Pública colombiana, Migración Colombia y Cancillería les solicitó retornar a sus sitios de estancia. Se seguirá monitoreando la situación durante las próximas horas», concluyó la UNGRD.

Fuente