Miles de estudiantes salieron hoy viernes a las calles de Australia y otros países de Asia y el Pacífico para iniciar una huelga mundial que exige que los líderes mundiales reunidos en la Cumbre de Acción Climática de la ONU adopten medidas urgentes para detener una catástrofe medioambiental.

El mensaje que lanzan está claro. El momento es crucial y estamos en un punto de no retorno. Los diferentes gobiernos del mundo tienen que poner las medidas necesarias para paliar los efectos del cambio climático y cambiar este sistema basado en el consumo exacerbado e insostenible.

Protestas similares están previstas a lo largo de este viernes en unos 150 países. El objetivo es que los estudiantes y otras personas de todo el mundo hablen con una sola voz sobre los efectos inminentes del cambio climático en el planeta.

La huelga culminará en Nueva York cuando Thunberg, que ha sido nominada para el premio Nobel por su activismo climático, encabezará un mitin en la sede de las Naciones Unidas.

La cumbre de las Naciones Unidas reúne a los líderes mundiales para debatir estrategias clave de mitigación del cambio climático, como la transición a fuentes de energía renovables a partir de combustibles fósiles.

No se autorizó ninguna protesta en China, la mayor fuente de emisiones de gases de efecto invernadero del mundo, pero Zheng Xiaowen, de la Red de Acción Climática Juvenil de China, dijo que los jóvenes chinos tomarían medidas de una manera u otra. “Los jóvenes chinos tienen sus propios métodos”, dijo.

Las emisiones de dióxido de carbono alcanzaron un nivel récord el año pasado, a pesar de la advertencia emitida en octubre por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), respaldado por la ONU, que indicó que la producción de gases debe reducirse drásticamente en los próximos 12 años para estabilizar el clima.

El calentamiento global causado por los gases de efecto invernadero que retienen el calor debido a la quema de combustibles fósiles ya ha provocado sequías y olas de calor, derretimiento de glaciares, un aumento del nivel del mar e inundaciones, según científicos. El tiempo se acaba, y los jóvenes han cogido el testigo de la protesta ecólogica como nunca antes se había visto.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario