El juicio contra un refugiado sirio por la muerte a cuchilladas de un cubano-alemán en agosto pasado en la ciudad alemana de Chemnitz, a la que siguieron situaciones de acoso a inmigrantes, comenzó hoy en la ciudad de Dresde, donde ha sido trasladado el proceso por razones de seguridad.

La abogada del acusado, Ricarda Langa, puso en duda nada más comenzar el juicio la independencia del tribunal y quiso saber de los jueces si son miembros o apoyan a la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) o han participado en manifestaciones del movimiento islamófobo Pegida o el ultraderechista ProChemnitz, según informaron los medios.

Chemnitz, con 246.353 habitantes, es un bastión del neonazismo en Sajonia, un «Land» donde AfD fue la fuerza más votada en las elecciones generales de 2017, con un 27 %.

La abogada pidió, asimismo, suspender el juicio y levantar la prisión preventiva contra su cliente, ya que en su opinión, la acusación está basada en clichés y no describen el desarrollo de los hechos que desembocaron en la muerte de Daniel H.

Al acusado, Alaa S., de 23 años, se le imputan los cargos de homicidio colectivo, intento de homicidio y lesiones físicas graves, aunque el joven niega los hechos ocurridos en la madrugada del 26 de agosto pasado, que tampoco están del todo esclarecidos.

No está aclarada la autoría del crimen, presuntamente generado por una pelea entre cuatro hombres -la víctima y un amigo suyo, un germano-ruso que resultó gravemente herido, además del acusado y al menos otro refugiado, Farah A., un iraquí de 22 años huido desde entonces.

En el cuchillo no hay huellas de ADN del acusado, sino de la víctima mortal, del herido y de una tercera persona, y tampoco hay testimonios sólidos de lo ocurrido, según el semanario «Focus».

La Audiencia Provincial de Chemnitz ha optado por celebrar el juicio, para el que se han programado hasta el próximo 29 de octubre un total de 24 vistas, en un edificio de la Audiencia Territorial de Dresde por ofrecer estas instalaciones una mayor seguridad.

Paralelamente al juicio, hoy se espera en Chemnitz la presencia de varios centenares de neonazis y hooligans con motivo del entierro de Thomas Haller, hincha ultraderechista del Chemnitzer FC, de la Cuarta división alemana.

Un homenaje póstumo a Haller, líder de la asociación ultra «HooNaRa» (Hooligans-Nazis-Racistas) en el estadio del club regional desató la semana pasada una nueva polémica sobre la ultraderecha en el fútbol.

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA