Xan Pereira Castro

Portugal es el país que asciende a mayor velocidad en el Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), mientras otros gigantes como Finlandia ven cómo su rendimiento desciende: 501 puntos en ciencias (por 493 de España), 498 en lectura (por 496 de España) y 492 en matemáticas (por 486 de España).

Las bases del sistema educativo del país vecino se sentaron en 1986, con la conocida como Ley de Bases del Sistema Educativo, que estableció la mayoría de principios que siguen vigentes hoy desarrollando los principios de “igualdad de oportunidades” de la Constitución y no ha parado de mejorar sus resultados.

Ya se habla del milagro educativo portugués. Las claves: la apuesta por la educación pública, la disminución de las ratios y la gratuidad de los libros de texto. Portugal ha conseguido una escuela pública de calidad, igualitaria, con muy buena reputación social.

Este país invierte un 5,5% del PIB en Educación, muy por encima de la media europea y de la cantidad que invierte en España, un 4,1%. Esta inversión se ha visto reflejada en una importante mejora educativa. Cuando cayó la dictadura de Portugal, en el año 1974, un 45% de habitantes era analfabeto, lo que suponía casi uno de cada dos portugueses.

La diferencia con España

En cuanto a la batalla entre la educación pública y la concertada, Tiago Brandao Rodrigues, ministro de Educación, apunta en una entrevista muy con la Sexta que «La ley es muy clara, los colegios concertados deben existir donde no hay escuela pública. Nosotros solo cumplimos la ley, creemos que la pública debe estar entre las prioridades del Estado y como servidores públicos, debemos ofrecer enseñanza a todos los estudiantes».

A simple vista, una diferencia sustancial entre nuestro país y el vecino es la proporción entre colegios privados y públicos. En Portugal, alrededor de un 82,6% de los niños acuden a colegios públicos, un 4% a concertados y el 13% restante a privados; en España, el porcentaje en concertada y privada asciende hasta el 28 y el 4, respectivamente, mientras que la pública se queda en el 68%.

En Portugal, la cantidad en los concertados ha descendido después de que el Gobierno socialista de Antonio Costa haya decidido poner fin a más de la mitad de subvenciones a estos centros.

Vídeo Recomendado:

4 Comentarios

  1. Decia Donna Haraway que «Pensar que la realidad es una cuestión de creencias es herencia de las guerras religiosas»
    pqe no les interesa qe seamos capaces de ver la realidad en sus evidencias
    sino qe estemos sicotizados y culpabilizados y asi no tener conciencia del respeto qe nos deben y nos merecemos

  2. ETICAMENTE
    Si algien queire una educacion especial por la religion y sus vainas morales, qe es algo personal ,
    que se la pague de su bolsillo
    https://www.publico.es/economia/fiscalidad-colegios-concertados-claves-cientos-miles-familias-deberan-devolver-hacienda-2400-euros-recibos-concertada.html
    Y asi de paso se vende catolicismo : sumision, ignorancia, sadomasoquismo-mental sexismo y traumas por la segregacion d egenero , etc en vez de Educacion a la ciudadania, que han quitado ls del pp con ayuda de C$
    .https://www.nuevatribuna.es/articulo/sociedad/universidadpublica-acuerdossantasede-laicidad-escuelalaica-aconfesionalidad-confesionalidadestado-concordato/20180701191014153566.html

Deja un comentario