La cuantía de la prestación por jubilación de los trabajadores autónomos ha sido por lo general siempre más baja que la que perciben los trabajadores por cuenta ajena. Esta variación se explica porque los autónomos cotizan habitualmente por la base mínima. Es por esta razón que cuando llega el momento de la jubilación reciben menos dinero mensualmente.

Las posibles desventajas de cotizar la base mínima

Es de esta forma como se hace visible el peligro o las desventajas de cotizar menos. Dados los años dedicados a trabajar es oportuno recordar que cuanto más coticemos -y por mayor cuantía- mejor pensión pública de jubilación se percibirá. Es por esta precisa razón que se recomienda a todo autónomo cotizar más. Hay que pensar que a partir de 2022 se tendrán en cuenta los últimos 25 años cotizados para calcular la pensión.

Todos los detalles del sistema actual de jubilación de los autónomos son fácilmente consultables. Algunas de las condiciones para este tipo de trabajadores son las siguientes.

En primer lugar, la edad de jubilación aumenta progresivamente desde 2013 y en 2027 quedará fijada en los 67 años y en los 38 años y seis meses cotizados.

En segundo lugar, también está establecida la jubilación anticipada. Los autónomos pueden jubilarse de forma anticipada como máximo 2 años antes de la edad de jubilación ordinaria que toque en el periodo que se solicite. Una vez llegado 2027 esa edad será de 65 años.

Finalmente, veremos que la cuantía recibida en la pensión de forma mensual estará directamente relacionada con la cantidad que haya sido cotizada en la cuota de autónomos, así como el número de años cotizados.

Cómo podemos estimar una pensión de forma sencilla

Tras las últimas reformas normativas que regulan las condiciones de las jubilaciones, los autónomos se encuentran en la misma situación que el resto de trabajadores a la hora de calcular su pensión.

A partir del año 2013, hasta el año 2017, se han ido incrementando las pensiones en un 0,25% año tras año, lo cual corresponde a lo mínimo establecido por la ley. Aun así para poder calcular una pensión existen distintos factores que debemos considerar. Entre ellos encontramos la edad de jubilación, el periodo mínimo de cotización, la cuantía de la pensión, el aumento de la cotización del autónomo con la edad y la titularidad de negocio entre otros. Finalmente, teniendo todo esto en cuenta podremos llegar a calcular aproximadamente nuestra pensión por jubilación.