Un nuevo informe de la FAO pone de relieve las múltiples contribuciones que hace el sector ganadero a nivel mundial, en especial a las vidas de millones de productores pobres en pequeña escala de los países en desarrollo que dependen de los animales, pero también subraya que se necesitan cambios en las políticas y prácticas para optimizar esas aportaciones.

Según la publicación Ganadería mundial: Transformar el sector ganadero con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (“World Livestock: Transforming the livestock sector through the Sustainable Development Goals”), el debate en torno a la producción ganadera se ha centrado en gran medida en cómo el sector puede producir más para satisfacer la creciente demanda de productos animales y alimentar al mismo tiempo a una población mundial en aumento, a la vez que se reduce su huella ambiental y no deja de lado los derechos de los animales.

El informe analiza cómo las mejores políticas y prácticas podrían aumentar las aportaciones de sector pecuario para cumplir con cada uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Entre estas contribuciones se incluyen:

•Suministrar a la población alimentos con alto contenido de proteínas en forma de carne, leche, huevos y productos lácteos

•Impulsar la nutrición de los niños para lograr buen rendimiento en la escuela y crecer con buena salud

•Proporcionar a las familias rurales con activos de capital de gran importancia, que no solo proporcionan alimentos e ingresos, sino que actúan también como “bancos de cuatro patas” y refuerzan la resiliencia de los hogares ante las crisis relacionadas con el clima

•Generar ingresos y empleos, impulsar las economías rurales a nivel local y generar ingresos fiscales y divisas a una escala más amplia

•Ofrecer a las mujeres rurales mayores oportunidades económicas

•Mejorar la eficiencia del uso de los recursos naturales y proteger el medio ambiente

Pero estas medidas se quedarán en nada sin que los países examinen con atención sus sectores ganaderos nacionales y desarrollen políticas adaptadas a las circunstancias locales y diseñadas para promover un crecimiento equitativo.

Se necesitarán medidas para capacitar a los productores en pequeña escala y garantizar que sean protagonistas y beneficiarios del crecimiento continuado del sector ganadero.

 

Deja un comentario