El tercer Índice de Peligros para la Niñez de Save the Children, que se publica de forma anual, compara los datos más recientes de 176 países -tres más que en años anteriores- y evalúa los países donde existe el mayor y el menor número de niños y niñas que se están perdiendo su niñez. Singapurocupa el primer lugar, con una puntuación de 989 puntos

Ocho países de Europa Occidental, así como Corea del Sur, también ocupan los primeros diez lugares, con puntuaciones muy altas en cuanto a salud, educación y protección de la infancia. República Centroafricana ocupa el último lugar entre los países estudiados, con 394 puntos.

Los diez países peor clasificados —ocho de ellos, de África Occidental y Central— constituyen una imagen inversa de los primeros países de la lista, con resultados muy bajos en la mayoría de los indicadores. La infancia en estos países es la que tiene menos probabilidades de vivir plenamente su niñez, una etapa que debería estar dedicada no solo al desarrollo emocional, social y físico, sino también a jugar. Las clasificaciones de los últimos lugares en el Índice también destacan los desafíos del conflicto armado y la pobreza.

De los países que ocupan los últimos diez lugares, nueve son países de ingresos bajos y seis son Estados frágiles y afectados por conflictos. En estos países, así como en muchos otros países del mundo, a los niños y las niñas se les priva de disfrutar de una gran parte de su niñez.

Puede que Estados Unidos, China y Rusia sean —en términos de su fuerza económica, militar y tecnológica y de su influencia mundial— los tres países más poderosos del mundo. Sin embargo, ocupan lugares bastante más bajos respecto a la mayoría de los países de Europa Occidental en lo que se refiere a sus esfuerzos por ayudar a la infancia a alcanzar su pleno potencial.

China y EE. UU. comparten el lugar número 36 y Rusia ocupa el lugar número 38, con 941, 941 y 940 puntos, respectivamente. Es decir, como mínimo 30 puntos menos que la mayoría de los países de Europa Occidental. De estos tres países, China ha logrado el mayor progreso durante las últimas décadas, con una mejora constante de las condiciones de su infancia, mientras que Rusia y EE. UU. han logrado menos avances.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario