Ante de la situación creada en Cataluña a raíz de las sentencias judiciales sobre el procès,
Marea Pensionista quiere declarar:

– Somos un movimiento transversal que tiene como objetivo compartido y común la
defensa de un sistema público de pensiones, por tanto en nuestro movimiento coexisten
y conviven diversas opiniones sobre cómo se puede resolver el conflicto nacional en
Catalunya.

– Somos un movimiento que frente a la violencia institucional y la corrupción que los
poderes financieros han impuesto como forma de hacer política, hemos promovido la
argumentación, la manifestación, así como la acción cívica y pacífica, para resistir a las
presiones de que somos objeto y defender nuestro programa. Creemos contrarios a los
intereses de las mayorías toda acción violenta, menos si tiene como objeto el patrimonio
público y otros ciudadanos. Por tanto llamamos a la paz y al diálogo, así como aislar toda
expresión de violencia.

– Somos un movimiento que ha sufrido la acción de una sistema judicial injusto, lento y
sometido a los poderes de las instituciones y de los grandes poderes económicos. Hemos
visto repetidamente como las aspiraciones a la defensa de nuestros derechos, han
quedado desestimados por este sistema judicial que es excesivamente dependiente de los
gobiernos (tanto sea del estado como de la Generalitat) y mucho mas preocupado de
proteger a las élites (como el poder financiero), que a la ciudadanía. Además un sistema
jurídico que persiste en atacar la libertad de expresión, la acción sindical y de
manifestación de la ciudadanía especialmente después de la aprobación de la ley
mordaza. De este sistema judicial, aislada y contrario a la realidad social han salido unas
sentencias que no ayudan a recomponer la cohesión social en Catalunya, sino a
profundizar en el conflicto.

– La situación que se ha creado no favorece la defensa de los derechos sociales y en un
contexto electoral, contribuye a ocultar los conflictos sociales que se siguen agravando
en nuestro país, ya sea el vaciado de la hucha de las pensiones, la ley de privatizaciones
del gobierno de Catalunya o el mantenimiento de las reformas laborales. Respetando el
derecho a mantener cualquier opinión política sobre el futuro de Catalunya, llamamos a
la ciudadanía a no dejarse embaucar en cortinas de humo que oculten los ataques sociales
de los que somos objeto, a exigir a los políticos que en estas elecciones expliciten cuál
es la su agenda social y exigir el cumplimiento de las victorias que hemos arrancado al
poder los últimos años ya sea la renta garantizada de ciudadanía en Catalunya o el
mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones en el estado.

Frente a todo intento de dividirnos, seguimos sosteniendo frente a los poderes que
quieren someternos, que gobierne quien gobierne las pensiones se defienden!