La Audiencia Provincial de Córdoba ha emitido una condena de 17 años de prisión para una mujer que vendió a su hija de 12 años en marzo de 2021. La madre concertó un matrimonio con la familia de un joven de 17 años para saldar una deuda de 4.000 euros.

El fallo del magistrado, proporcionado por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), también incluye una condena de 17 años y medio para un familiar del menor con el que se casó la víctima en contra de su voluntad. Ambos han sido sentenciados por los delitos de agresión sexual y trata de seres humanos.

Además, el juez ha condenado a cinco años de prisión tanto a la pareja de la menor como al tío del joven con el que se casó, por el delito de agresión sexual. Asimismo, el hermano de este último ha sido sentenciado a dos años y medio de cárcel como cómplice de trata de seres humanos.

Condenada a 17 años de prisión por vender a su hija de 12 años para saldar una deuda de 4.000 euros
Condenada a 17 años de prisión por vender a su hija de 12 años para saldar una deuda de 4.000 euros

Por otro lado, el joven de 17 años con el que la víctima contrajo matrimonio, quien está bajo la tutela de la Junta de Andalucía desde que se conocieron los hechos, ya había sido condenado en 2021 en A Coruña por agresión sexual.

Según la sentencia, la menor fue obligada a casarse para saldar la deuda de 4.000 euros que su madre y su pareja tenían con los tíos del menor. Sin embargo, antes de llevar a cabo el matrimonio forzado, la niña fue sometida a un «aberrante rito» en el que fue «violada» por su futuro esposo para comprobar su virginidad. Durante este acto, debido a la resistencia de la niña, otros miembros de la familia intervinieron para inmovilizarla.

Después de la boda en Córdoba, la menor fue llevada por sus agresores a A Coruña, donde le confiscaron su pasaporte y su certificado de nacimiento, y le impidieron salir de la vivienda. Finalmente, fue rescatada por agentes de la Policía Nacional.

Este caso es un triste ejemplo de violencia y explotación sexual infantil, que pone de manifiesto la necesidad de tomar medidas firmes para proteger a los menores y perseguir a quienes cometen estos delitos atroces.

La condena impuesta por la Audiencia Provincial de Córdoba envía un mensaje contundente de que estos actos no serán tolerados y que se hará justicia para las víctimas.

DEJA UNA RESPUESTA