El tribunal penal de Bruselas ha condenado al autor del atentado contra el Museo Judío de Bruselas, Mehdi Nemmouche, a cadena perpetua tras haberlo declarado culpable la semana pasada de delitos de terrorismo por el ataque en el que murieron cuatro personas en 2014.

La corte tomó la decisión en la noche del lunes al martes tras más de ocho horas de deliberación y fijó finalmente la pena máxima, como había pedido la Fiscalía durante el juicio, informó hoy la agencia “Belga”.

Asimismo, el tribunal ha decido ponerlo a disposición del Tribunal de Ejecución de Penas belga por un periodo de 15 años atendiendo también a la petición de la Fiscalía. Esta corte decide sobre las modalidades de las penas de los condenados a sentencias de cárcel.

Por su parte, la defensa de Mehdi Nemmouche había renunciado a presentar alegaciones en contra de la pena propuesta.

El juicio por el atentado comenzó el 10 de enero y el 7 de marzo los doce miembros del jurado, que llevaban deliberando dos días en un hotel de Bruselas acompañados de tres jueces, consideraron a Mehdi Nemmouche culpable de cuatro “asesinatos terroristas” y al también francés Nacer Bendrer como coautor de los mismos.

En el ataque, cometido el 24 de mayo de 2014, fueron asesinados dos turistas israelíes, así como un empleado y una voluntaria que estaban en el museo, situado en el centro histórico de Bruselas.

Nemmouche, de 33 años, huyó de Bélgica en autobús y fue detenido el 30 de mayo de 2014 en un control en una estación de Marsella (sur de Francia) en posesión de varias armas idénticas a las utilizadas en el ataque, municiones, una bandera del grupo terrorista Estado Islámico y un vídeo con comentarios sobre el atentado al museo.

Bendrer, de 39 años, fue arrestado el 9 de diciembre de ese mismo año, también en Marsella, y fue acusado de ser coautor de los asesinatos por haber proporcionado las armas a Nemmouche.

Deja un comentario