La Audiencia de Sevilla ha condenado a dos años de cárcel al ex director general de Mercasevilla Fernando Mellet por malversación de caudales públicos y ha absuelto a las otras trece personas juzgadas por los presuntos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y falsedad en documento mercantil.

En la sentencia, la Sección Cuarta impone a Mellet dos años de prisión, lo inhabilita durante seis años y lo condena a pagar una indemnización de 16.412,12 euros a la Fundación Socio-Asistencial de Mercasevilla en relación con el pago de una beca a la acusada Carmen Vela, que deberá responder conjunta y solidariamente de dicha cantidad en su condición de partícipe a título lucrativo.

El tribunal, en cambio, absuelve a Mellet, Francisco José González (comercial de Vitalia) y Francisco Limón (administrador de Hermes Consulting) de los delitos de prevaricación, falsedad en documento mercantil y malversación en relación con el contrato suscrito con Hermes.

También absuelve al ex director general de Mercasevilla y otros nueve acusados, todos trabajadores, por malversación de caudales públicos en relación con las prejubilaciones del expediente de regulación de empleo de 2007, y a Mellet y otro acusado de un delito de malversación por los pagos a la Asociación de Mayoristas de Pescados ‘El Barranco’.

El tribunal considera probado que Mellet ordenó el 16 de enero de 2009 a la que había sido su secretaria de la Dirección General de Mercasevilla que ingresara 3.000 euros con cargo a la Fundación en la cuenta de la acusada, de forma que, «para ocultar en lo posible el origen del pago, le indicó que firmara ella un cheque, lo cobrara y lo ingresara en metálico».

Cuando su secretaria le comunicó que había transferido el dinero, «como quería evitar que constara cualquier dato que lo pudiera relacionar con el pago», Mellet «le dijo que lo anulase» para que un becario del Departamento de Caja y Contabilidad hiciese la transferencia, lo que así se hizo, igual que el 22 de enero de 2009, cuando «siguiendo el mismo operativo», ese becario transfirió otros 6.500 euros a la cuenta de Vela.

Según la sentencia, en la memoria de la Fundación del ejercicio terminado el 31 de diciembre de 2008 se hizo constar en el epígrafe «otros resultados» el pago de 7.112 euros como gasto «por el pago de unos estudios en el extranjero» a la acusada, que se marchó a Londres en agosto de 2008 y cursó sus estudios en una universidad desde octubre de ese año a junio de 2010.