Un concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Muel ha sido condenado a 23 meses de prisión y cinco años de inhabilitación debido a que disparó a dos perros.

Uno de ellos, Somo, regresó malherido junto a su dueña y se recupera favorablemente, y el otro, Colmillo Blanco, fue hallado asesinado con 400 perdigones en su cuerpo.

Los hechos sucedieron el 5 de julio de 2020 y Antonio C. A. acaba de ser condenado por el Juzgado Número 3 de Zaragoza por dos delitos de maltrato animal.

Además de los 23 meses de prisión y los 5 años de inhabilitación tendrá que indemnizar también a la familia con la que vivían los canes con 1.600 euros por el perjuicio económico y moral sufrido.

Según se relatan los hechos probados la dueña se encontraba paseando por el campo con una amiga, momento en los que dejó correr libre a los canes, hasta que escucharon “una ráfaga de disparos” y al no aparecer los perros se pusieron a buscarlos.

“Somo llegaba arrastrándose” con “el impacto de 300 perdigones en lengua, labios, cara, parte lateral y ventral de cuello, hombro y antebrazos”, mientras que Colmillo, que recibió cerca de 400 balines, “resultó muerto en el acto” y su cuerpo “apareció al día siguiente, en un lugar de difícil acceso” de un barranco.

“El acusado circulaba con su vehículo por el camino Allué Salvador cuando se cruzó con los perros, a los que disparó a bocajarro con la escopeta de caza de su propiedad y munición de postas”, explica la juez.

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA