En Catatumbo, las autoridades del departamento Norte de Santander de Colombia, confirmaron el asesinato del líder social, Efrén Jesús Ospina Velásquez, en el sector de la Carbonera zona rural de Tibú.

La víctima pertenecía al programa del PNIS (Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Uso Ilícito) que busca que las comunidades campesinas se retiren de los cultivos de coca con la ejecución de programas productivos.

«El líder social recibió varios impactos de arma de fuego, hasta  el momento  se desconocen  los autores y las causas de este homicidio» dijo el coronel Jhon Alzate, comandante de la Policía de Norte de Santander al medio colombiano RCN. No obstante, investigan si el ataque fue perpetrado por integrantes de grupos delincuenciales del EPL o la guerrilla del Eln, que tiene gran injerencia en esa zona.

Llama la atención que la víctima formaba parte del PNIS, una situación similar a la que se registró con el líder social Celiar Martínez quien estuvo  secuestrado durante cinco meses y fue rescatado por el Ejército en zona rural de Convención y también trabajaba en el programa de sustitución de cultivos de coca en la zona del Catatumbo.

Pero esta no es la única víctima de los líderes sociales de la región: el 10 de enero asesinaron a Tulio César Sandoval, quien era miembro de la Asociación Campesina del Catatumbo – Ascamcat y de Marcha Patriótica y el 20 de enero fue asesinado Fernando Quintero Mena ex concejal y presidente de la junta de acción comunal de la vereda Guasiles.

De acuerdo al balance de la  Misión de Observación Electoral (MOE) 19 líderes sociales o políticos y un dirigente comunal habían sido fueron asesinados durante enero y subrayó que las regiones más afectadas son los los departamentos de Chocó y Cauca por lo que, ante el alto número de actos violentos, la Oficina del Alto Comisionado de la ONU monitorea la situación de derechos humanos en la vereda Las Timbas de Tibú, en donde dijo en su última visita «Instamos a las autoridades a proteger y garantizar la vida e integridad de los habitantes de esta zona del país ante los graves problemas que enfrentan los líderes sociales en  el Catatumbo.