“Lo­s derechos de las mujeres y las niñas son derechos humanos”. Así se titula el reportaje audiovisual que ha elaborado la Confluencia Movimiento Feminista en el 72 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, promulgada el 10 de diciembre de 1948. El trabajo adopta una doble perspectiva feminista, tanto en la denuncia de la vulneración continuada de los derechos humanos de mujeres y niñas, como en la vindicación del histórico papel de las feministas de múltiples naciones en la elaboración de esta carta de derechos básicos de la humanidad.
“La historia no debe olvidar que fue una feminista, Eleanor Roosevelt, defensora incansable de los derechos de las mujeres y de las personas afroamericanas y trabajadoras, quien impulsó la creación de la declaración universal durante su presidencia de la Comisión de Derechos Humanos”, explican. En la imagen de presentación del vídeo-reportaje, es ella quien sostiene en sus manos el pliego impreso de un documento histórico.
“Fueron las aportaciones de feministas de todas las nacionalidades a la redacción final de la declaración las que aseguraron la inclusión de las mujeres en el estatuto de seres humanos en el momento mismo de su gestación, mediante la introducción de fórmulas como “todos los seres humanos” en lugar de “todos los hombres” y la férrea defensa del principio de igualdad entre los sexos”, continúan. Todas las feministas del mundo saben cómo en el gran hito anterior, la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789, las mujeres fueron excluidas de tal ciudadanía.
“Hoy, es de justicia recordar que gracias a feministas como Hansa Mehta, Minerva Bernardino, Begum Shaista, Bodil Begtrup, Hélène Lefaucheux, Evdokia Uralova, Bertha Lutz y tantas otras, las mujeres tenemos reconocidos, formalmente, derechos políticos, civiles y educativos en todo el mundo y podemos librar su conquista a título propio allí donde nuestros derechos humanos siguen siendo conculcados, a menudo, a través de la expresión más cruel de la desigualdad existente entre mujeres y hombres: la violencia machista”, añaden, antes de enumerar la denuncia de múltiples vulneraciones de los derechos de mujeres y niñas en el mundo contemporáneo.
Además de este trabajo colectivo y altruista de divulgación, las mujeres de la Confluencia Movimiento Feminista saldrán a la calle por la defensa de nuestros derechos el próximo sábado 12, sumándose a la iniciativa del Frente Abolición Prostitución (FAP), uno de los colectivos integrantes de la plataforma. La acción consistirá en retirar la publicidad de prostitución que abunda en nuestras ciudades y en el reparto de tarjetas de denuncia de la explotación sexual, como una de las más graves formas de violencia contra las mujeres, y que recae especialmente sobre las más vulnerables psíquica o económicamente.
Por último, en esta fecha del aniversario de la Declaración Universal, la Confluencia Movimiento Feminista difundirá la exposición virtual de otro de sus colectivos integrantes, la asociación de mujeres artistas Blanco, Negro y Magenta. Bajo el título “Prostitución: un atentado contra los derechos humanos”, fue puesta en marcha en colaboración con el Centro de Estudios de Género de la Universidad de Educación a Distancia (UNED). La muestra nace del compromiso de las artistas contra esta violencia y de su mirada subjetiva como mujeres, en un recorrido visual que da forma a una crítica absoluta al sistema prostitucional, una verdadera multinacional del crimen. La Confluencia Movimiento Feminista se opone, desde sus principios rectores, a toda forma de mercantilización de nuestros cuerpos siendo, por tanto, abolicionista de la prostitución, de la pornografía y de los vientres de alquiler.