La Confluencia Movimiento Feminista,en representación de más de 50 organizaciones de mujeres de todo el Estado español, se ha dirigido por carta a las portavocías de los grupos parlamentarios en el Congreso, para reiterar su oposición a la instauración en nuestro ordenamiento jurídico de la autodeterminación del sexo en los registros civiles sin garantía alguna, ni de edad, salud o estabilidad, basada en la mera voluntariedad. “Dicha pretensión supondría una grave inseguridad jurídica, colisionando con el principio constitucional de igualdad entre los sexos y con los derechos ya legislados de las mujeres en nuestro país. Asimismo, la Confluencia Movimiento Feminista se opone con firmeza a la desprotección de los menores que supondría reducir o eliminar una evaluación clínica y social adecuada, dejando sin efecto su derecho a la salud física y mental”, explican en su carta.

 

Esta plataforma estatal feminista considera imprescindible la elaboración de un informe previo del impacto social de las reformas legales anunciadas en nota informativa del Ministerio de Igualdad del pasado 30 de octubre. Por ello, la Confluencia Movimiento Feminista propone la creación de una Subcomisión a este fin en el seno de la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados y Diputadas.
La Confluencia Movimiento Feminista se ha empleado durante los últimos seis meses en investigar este impacto social de la regulación jurídica de la autodeterminación de la identidad de género y de sexo, tanto en el marco internacional como nacional. Por ello ha recogido sus conclusiones en un Documento Político, presentado el pasado noviembre bajo el título “Argumentario Feminista. En defensa de los derechos de las mujeres, de la infancia, de las personas homosexuales y de la población en general: contra la autodeterminación de sexo”. Este mismo documento, así como una argumentación jurídica específica acerca de la nota informativa ministerial, han sido debidamente registrados también en el trámite de consultas previas del Ministerio.
La Confluencia Movimiento Feminista solicita formalmente en esta carta a los y las representantes de la soberanía nacional, la oportunidad de presentarles este informe propio, para su consideración en un proceso legislativo que, según explica la plataforma feminista, “ha de adoptar un enfoque plural, para lo que se torna necesaria la escucha de todas las partes afectadas y, especialmente, de todos los colectivos y organizaciones encargadas de velar por los legítimos derechos e intereses de las personas a quienes representan”.