Tras diversas maniobras llevadas a cabo desde el pasado martes, en la madrugada de este lunes ha sido posible reflotar el carguero «Ever Given» encallado en el canal de Suez, aunque no se sabe todavía cuando se va a poder restablecer el tráfico marítimo.

Más de 350 barcos esperan en el mar Mediterráneo o en el mar Rojo a que saquen el buque y poder pasar. Hasta catorce remolcadores han trabajado en estas labores de ayuda ya que el buque mide 400 metros de eslora, más de los que mide el canal que son 280 metros, y mide cuatro veces más que el Santiago Bernabéu.

Las pérdidas económicas del encallamiento del buque se estiman en miles de millones de euros al día y es que hay que remarcar que 8 de cada diez bienes que consumimos viaja por mar, se transporta por mar.

Las consecuencias económicas del encallamiento del "Ever Given"
Las consecuencias económicas del encallamiento del «Ever Given»

Seis días de encallamiento del «Ever Given» 

Es decir, si el por el canal de Suez pasa el 13% del comercio mundial podemos echar cuentas. Hay más de 350 barcos esperando, algunos han decidido ya circunvalar África y no esperar más. Esto implica retrasos en las entregas de 10 días como mínimo, viajes más caros al usar más combustible y colapsos en los puertos de destino, por ejemplo, en Barcelona o en Valencia. Todo ello hará que ese aumento de costes repercuta en el bolsillo del consumidor.

En concreto en España, que exporta por Suez minerales pero importa petróleo, gas… siendo el cuarto país que más utiliza el paso por ese canal, este desbloqueo va a producir un colapso al venir todos los barcos de manera conjunta y se prevé que se retrasen las entregas, en el mejor de los casos, entre 8 y 10 días, lo cual va a producir una pérdida económica en la capacidad de producción y venta de las empresas.

A su vez, las empresas exportadoras no cuentan con los contenedores que tenían que haber llegado y que necesitaba para la exportación, por lo tanto, esto también va a limitar las exportaciones.

Impacto masivo

Salvatore Mercogliano, profesor adjunto en la Universidad Campbell de Carolina del Norte, reveló que afectará inicialmente a Europa y Asia.

«Cada día que el canal esté cerrado significa que Egipto no está cobrando el peaje de unos 700.000 dólares por cada buque que lo atraviese, pero lo que es más importante, los buques portacontenedores no están entregando alimentos, combustible, productos manufacturados a Europa, ni los productos que se exportan desde Europa están llegando al Lejano Oriente y eso tiene un impacto masivo en la producción y en la disponibilidad de bienes en Europa y Asia», expresó.

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA