Ayuda en Acción

La educación ambiental es fundamental para que los niños tomen conciencia de la necesidad de cuidar del medio ambiente. Acciones de la vida cotidiana que hacemos sin darnos cuenta pueden incidir en el planeta, como reciclar, prolongar la vida de los objetos, ser cuidadosos al consumir agua… Lo que hagamos hoy afecta hoy y en el futuro, a nuestros hijos e hijas, a todos y en todas partes.

Corre de la cuenta de todos y cada uno de nosotros proteger nuestra casa. De ahí que sea tan importante concienciarnos desde la infancia de los problemas ambientales y fomentar el respeto por la naturaleza. Reciclar, reutilizar y reducir son los tres pilares en los que se puede basar esa educación ambiental. Desde pequeños adquirimos hábitos, el respeto por el medio ambiente lo debemos incluir en nuestras vidas como cualquier otro hábito.

Este año podemos aprovechar el Día Mundial del Medio Ambiente que se celebra el 5 de junio para implicar a la infancia en la educación ambiental a través de distintos planes divertidos en la naturaleza.

Ideas para la educación ambiental de tus hijos

A continuación te damos unos consejos para la educación ambiental en los niños y niñas:

  1. Enseña a tus hijos que el agua no es un recurso ilimitado: 3 de cada 10 personas en el mundo no tienen acceso a agua potable en el hogar. Educa a tus hijos desde la infancia en el ahorro de agua: al ducharse, cepillarse los dientes, tirar de la cadena, regar las plantas de noche y en otras actividades de la vida cotidiana para no dejar el grifo abierto.

  2. Reciclar el papel puede ser un ejercicio divertido, ayúdales siempre a utilizar las dos caras. Además, es importante que aprendan a separar los residuos en cada cubo desde pequeños: botellas, cristales, plásticos, materia orgánica… Utiliza pilas recargables.

  3. Usa el transporte público o la bicicleta. Si utilizas esta última, además de hacer deporte estarás protegiendo el medio ambiente.

  4. Reutiliza: haz que la ropa pase de generación en generación, dona libros, cómpralos usados, etc. Restaura los muebles que van cumpliendo años antes de tirarlos. En la era de la obsolescencia programada, son muchas las utilidades que podemos darle a múltiples objetos sin necesidad de tirarlos antes de tiempo: haz que tengan varias vidas.

  5. No utilices bolsas de plástico en la medida de lo posible. Emplea siempre una misma bolsa de tela o un carrito de la compra para ir a las tiendas. Reduce los plásticos y procura no adquirir las frutas y verduras envasadas en plástico.

  6. Enseña a tus hijos a hacer juguetes con material reciclado o manualidades con objetos que encontrarás en casa. ¡Pasarás una gran tarde en familia y enseñarás valores a tus hijos!

  7. Educa en el respeto por los animales y las plantas. Visita viveros, granjas y parques naturales. Apoya el ecoturismo. ¿Qué mejor plan que una escapada por el campo o la playa? Haz que tus hijos dejen los lugares por los que pasan como los encontraron, que parezca que no han pasado por ellos. La naturaleza es nuestra casa y tenemos que cuidarla, la educación ambiental está llena de valores.

  8. Consume alimentos propios de temporada. Aunque no lo parezca, la naturaleza tiene unos ciclos y seguirlos es significativo, así estarás inculcando educación ambiental en tus hijos y tu cesta de la compra se verá recompensada.

  9. Enseña a tus hijos a apagar la luz cuando no estén en las habitaciones. Ahorrarás gracias a esto y estarás cuidando del planeta, dos en uno.

  10. Otra de las ideas que puedes poner en práctica con tus hijos o hijas es realizar un consumo responsable, adquiriendo lo imprescindible y solo lo que necesitas. Si compras de más, tirarás de más.

Deja un comentario