Unos 7.500 agentes de la Policía han sido desplegados este sábado en París dotados de vehículos blindados en una nueva jornada de manifestaciones de los ‘chalecos amarillos’ en su jornada número 45 en las que han sido detenidas 163 personas.

Ha trascendido que entre los detenidos hay un capitán de Policía que estaba fuera de servicio y vestido de civil. El agente fue detenido en la zona de los Campos Elíseos por «insulto» y «rebelión».

Los ‘chalecos amarillos’ se han concentrado en varios puntos de la ciudad como en la plaza de la Madeleine, donde la Policía ha dispersado a unas 300 personas convocadas por el movimiento ciudadano ATTAC utilizando gases lacrimógenos, según informa eitb.eus.

Se han producido disturbios en la avenida Gobelins del Distrito XIII de París y los bomberos han intervenido para sofocar los incendios de barricadas improvisadas por los manifestantes a partir principalmente de contenedores de basura.

Las movilizaciones de los ‘chalecos amarillos’ comenzaron en noviembre de 2018 para protestar contra la subida de los impuestos al diésel y en diciembre alcanzaron su punto álgido con las protestas contra la represión de las manifestaciones hasta el punto que el presidente, Emmanuel Macron, anunció un paquete de medias económicas para mejorar las condiciones de vida de la clase media y trabajadora.

Manifestación coincidente

Las movilizaciones de los ‘chalecos amarillos’ han coincidido este sábado con una manifestación convocada por el Frente Obrero contra la reforma de las pensiones en Duroc y con una manifestación contra el cambio climático en los Jardines de Luxemburgo, en la que han participado unas 15.200 personas, según el recuento del organismo independiente Occurrence.

La marcha estaba secundada por Greenpeace y Juventud por el Clima, pero ante la infiltración de individuos violentos vestidos de negro ambas organizaciones han instado a sus simpatizantes a abandonar la protesta.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario