Javier F. Ferrero

Matteo Salvini, el ministro de Interior de Italia, hará un censo de las personas de etnia gitana que residen en el país. En una entrevista concedida el mes pasada a la emisora de radio italiana Telelombardia, el líder de la ultraderechista Liga confirmó que está preparando “un archivo sobre el problema de los romaníes en Italia, porque después de Maroni no se hace nada, y es un caos”.

Matteo Salvini

El objetivo es “hacer un reconocimiento para ver quién, cómo, cuántos son” y expulsara aquellos que se encuentren en una situación irregular. “Los gitanos italianos, desafortunadamente, habrá que quedárselos”, dijo el ministro.

La mano dura contra la inmigración y también contra los gitanos en Italia son algunas de las prioridades de Salvini y están incluidas en el programa de Gobierno que firmó su formación con el antisistema Movimiento Cinco Estrellas. En esta agenda común se incluía la voluntad de cerrar los campos de gitanos nómadas en los que, según sus cifras, viven 40.000 personas, y la escolarización obligatoria de los niños pues, en caso contrario, se planteaba alejarlos de sus familias.

Izquierda Unida, a través de su Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual (ALEAS-IU), “condena firmemente” la “violencia del Gobierno italiano contra las personas gitanas”, además de los “planes xenófobos” de sus máximos responsables. “Que el Estado organice un ataque de estas características contra un grupo determinado de población nos afecta directamente a todas, puesto que sabemos que el antigitanismo y la LGTBIfobia son dos manifestaciones del mismo monstruo que es la extrema derecha”, señalan.

ALEAS-IU valora que “desde la instauración del nuevo Gobierno fascista en Italia no han parado de sucederse anuncios, declaraciones y acciones del mismo que ponen de relieve su carácter de extrema derecha, LGTBIfóbico y xenófobo”.

El anuncio de Salvini “es completamente inaceptable y recuerda a las medidas que se pusieron en marcha durante su dictadura fascista. Además, ha generado un clima de impunidad que se ha traducido en un auge de la violencia xenófoba y antigitana en el país”, se incide desde el área.

El Parlamento de la región italiana de Lombardía ya ha aprobado que sea la primera en poner en marcha el mencionado censo de personas gitanas

Ya se constataron expulsiones de gitanos en Francia con el Gobierno de Sarkozy, alineado con el Partido Popular Europeo, así como la segregación de niños y niñas gitanas en las escuelas de la República Checa puesta en marcha por el anterior Gobierno socialdemócrata.

En la actualidad, el Parlamento de la región italiana de Lombardía ya ha aprobado que sea la primera en poner en marcha el mencionado censo de personas gitanas, que Izquierda Unida entiende que “de ponerse en marcha vulneraría los principios de igualdad y no discriminación recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en la propia Carta Europea de Derechos Fundamentales. Los anuncios realizados por las autoridades italianas podrían derivar en deportaciones dentro de la Unión Europea, lo que es contrario al derecho comunitario”.

Deja un comentario