Joan Jordi Abentín Senán

Durante esta semana se ha desalojado un polémico bloque en el barrio Tarragona del Serrallo. El edificio llevaba tiempo ocupado y estaba haciendo que la inseguridad de la zona se viera aumentada. De los 34 pisos que tiene el bloque se han desalojado 22. El consistorio ha actuado por parte de una orden judicial.

En la ciudad el sitio ya era conocido y lo nombraron como el «Rancho Grande». Lleva tiempo siendo uno de los focos de delincuencia de la ciudad y los vecinos de la zona estaban hartos de la situación. A causa de este edificio se podía encontrar tráfico de drogas, robos o peleas continuas, hechos que los vecinos llevaban años denunciando. La situación estaba límite.

El Ayuntamiento actúo este pasado Jueves por la mañana a causa que los ocupantes estaban en unas condiciones muy malas en cuestión de higiene. Además habían pinchado la luz con todo lo que comporta, como por ejemplo el riesgo de incendio poniendo en riesgo a otras personas que vivían por la zona. Esto lo comunicó a la prensa el Portavoz del Gobierno Municipal, Xavier Puig (ERC) momentos después del desalojo.

El Ayuntamiento ha estudiado las familias y ofrecido alojamiento a las que son vulnerables a través de Servicios Sociales.

Foto: MMEE