El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, confirmó este martes que la formación que encabeza votará en contra del acuerdo del “brexit” en el Parlamento británico.

Durante el debate que precede a esa votación, el político lamentó que el Gobierno no haya conseguido cambiar “ni una palabra” del pacto, que continúa, a su juicio, siendo “tan malo” como era en enero.

Corbyn recordó que entonces el texto sufrió la mayor derrota en una votación parlamentaria que ha padecido un Ejecutivo en el Reino Unido e insistió en que este documento sigue siendo “literalmente lo mismo”.

El Gobierno conservador no ha conseguido “ninguno de sus objetivos” de introducir cambios legales en el pacto, indicó Corbyn, que parafraseó al abogado del Ejecutivo, Geoffrey Cox.

Este reconoció hoy en la Cámara de los Comunes que los nuevos documentos acordados anoche entre Londres y Bruselas no eliminan por completo el “riesgo legal” de que el Reino Unido permanezca indefinidamente en la polémica salvaguarda irlandesa.

Para el líder opositor, el pacto “daña la economía, pone en riesgo el sistema sanitario y empeora los estándares de vida” de los británicos.

“La gente quiere certeza y el acuerdo no la ofrece”, aseguró, al tiempo que esgrimió que no es verdad que este tratado sea el único posible, tal y como ha manifestado el Gobierno.

La primera ministra, Theresa May, necesita que un total de 318 diputados apoyen esta tarde su pacto para que salga adelante, algo que se antoja complicado después de que varios adelantaran que no lo van a respaldar.

Entre ellos, los diez parlamentarios del norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), socios de su Gobierno en minoría, el Partido Laborista y los integrantes del Grupo de Investigación Europea (ERG, por sus siglas en inglés), formado por diputados conservadores euroescépticos.

Deja un comentario