Corinna zu Sayn-Wittgenstein, conocida ahora como Corinna Larsen y quien fue amiga íntima del rey emérito Juan Carlos I, lo denunciará ante la justicia británica por acoso, tal y como desvela eldiario.es. La empresaria ha contratado para su denuncia al reputado abogado James Lewis.

La empresaria alemana de origen danés asegura que sufre este acoso por parte del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y, concretamente, a su exdirector Félix Sanz Roldán, desde el 2012 para evitar que revele los «secretos de Estado» que presuntamente tiene en su poder.

Larsen adelantó ya el pasado fin de semana a The Daily Mail que iba a acudir a la justicia. «Tras ocho años de abusos, que también han ido dirigidos contra mis hijos, y dado que no hay final a la vista, no me veo con más opciones que tomar acciones legales», declaró.

Corinna Larsen señala que esta campaña de acoso comenzó en 2012 a raíz del accidente del rey en Botswana cazando elefantes, donde se destapó la relación que tuvo hasta entonces con Juan Carlos I. Según cuenta, los servicios de inteligencia españoles se instalaron en su piso de Mónaco y le dijeron que se trataba de un operativo para garantizar su seguridad.

Según denuncia Larsen, el CNI llegó a amenazarla de muerte cuando estaba en el Hotel Connaught de Londres. «Tras la intrusión de los servicios secretos en mi habitación del hotel, yo estaba aterrada, especialmente cuando me amenazaron a mí y a mis hijos diciendo que no podían garantizar mi seguridad física», declaró.

«Insistían en que permaneciese en silencio. Me enviaron un correo, utilizando un pseudónimo, en el que explicaban que hablar con los medios resultaría devastador para mi imagen. Yo me lo tomé como que destruirían mi reputación si no cooperaba. De hecho, esta amenaza se llevó a cabo con éxito», indicó la empresaria.