Según recoge elDiario.es, el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, ha acordado en un auto fechado el 10 de septiembre remitir a los juzgados ordinarios dos denuncias vinculadas a dos cargos del PP de Madrid: David Pérez, consejero de Vivienda y Administración Local y Ana Millán, alcaldesa de Arroyomolinos. Ambos apoyaron a Pablo Casado en el congreso de 2018 en el que fue elegido presidente.

Además, el auto motivará la declaración voluntaria como investigado del senador David Erguido, también cercano a Casado, por supuestamente beneficiar a una empresa de eventos apadrinada por Francisco Granados cuando era concejal en el municipio de Algete.

Anticorrupción sospecha de que hay «un importante indicio de posible amaño en la contratación» de Waiter Music cuando David Pérez era alcalde de Alcorcón.

Natalia de Andrés, alcaldesa de Alcorcón, llevó a los tribunales en 2014 tres contratos adjudicados en 2011, 2012 y 2013 a la empresa Waiter Music y dos adjudicados a Cofely, ambas vinculadas con el caso Púnica. Según la denuncia del PSOE local, desde que el PP llegó al Gobierno Waiter Music fue la adjudicataria de las fiestas patronales, hasta que, en 2014, cuando el contrato pasó por Mesa de Contratación, Waiter Music fue excluida por incumplimiento de requisitos.

Según la denuncia, a las fiscales del caso les llama la atención el «tipo de contratación», similar al de otros ayuntamientos investigados en la trama y que se empezase a contratar a Waiter Music con el cambio de gobierno local. 

Además si el juzgado decano de Navalcarnero lo estima oportuno, se investigará la relación de la alcaldesa de Arroyomolinos, Ana Millán, con la adjudicación de contratos a la empresa Neverland a partir de 2009, tras encontrar Anticorrupción indicios de posible delito.

La Fiscalía ha encontrado también «evidencias» de un posible delito de prevaricación administrativa que podría haber cometido Millán por la contratación de Waiter Music para varios festejos de Arroyomolinos entre 2004 y 2008 a través de la figura del contrato menor de servicios y «cuando ni siquiera estaba prevista la retención del crédito con anterioridad a su contratación».

Por su parte, David Erguido declarará como investigado en la Audiencia Nacional después de que Anticorrupción detallara en un informe la participación de Erguido en la trama para beneficiar a Waiter Music cuando era concejal de Algete.

Con la victoria del PP en las elecciones municipales de 2007, la empresa Waiter Music obtuvo 1,8 millones de fondos públicos en siete años, la mayoría por adjudicar festejos.

Entre 2004 y 2007, mientras David Erguido se encontraba al frente de la concejalía competente, Waiter Music obtuvo 1,47 millones de euros, según datos publicados en su día por elDiario.es.

José Luis Huerta, exgerente de la empresa Waiter Music, admitió en su día en su declaración ante el juez que llegó a financiar eventos del PP y actos particulares de sus alcaldes en municipios como Algete o Moraleja de Enmedio, que en ocasiones cobraba después inflando las facturas que remitía a los ayuntamientos por organizar sus festejos patronales.