La Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador habilitó hoy la extradición de Paúl Ceglia, el diseñador de páginas web que reclama a Mark Zuckerberg la mitad de Facebook, al rechazar la apelación a la sentencia que concede su extradición a Estados Unidos.

Así lo aseguró a Efe Roberto Calderón, uno de los abogados del estadounidense, que está detenido en Ecuador desde el año pasado y quien afronta un juicio en su país por presunto fraude.

“El Tribunal de Apelación, de la Sala Especializada de lo Penal, Penal Militar, Penal Policial y Tránsito, de la Corte Nacional de Justicia, (…) por unanimidad, niega el recurso interpuesto por el ciudadano americano-irlandés Paul Ceglia, por improcedente”, dice el fallo de la justicia ecuatoriana que el letrado facilitó a Efe.

Firmada por los magistrados Luis Enriquez Villacres, Iván Patricio Saquicela y Marco Rodríguez Ruiz, la sentencia de hoy ratifica otra del 15 de noviembre de 2018 por la que una magistrada de la misma corte había aceptado la extradición del diseñador de páginas web.

La CNJ pide en ese sentido hacer “conocer el contenido del presente auto a la Embajada de los Estados Unidos (..), a través del Ministerio de Relaciones Exteriores”, así como a una larga serie de instituciones de gobierno que deberán facilitar la extradición.

No obstante, Calderón indicó que, conforme a la ley ecuatoriana de extradición, la decisión final pasa a manos del jefe de Estado, Lenín Moreno, por ser “el manejo de la política exterior una de las funciones del poder ejecutivo”.

Y dijo a Efe que su cliente “aún confía en las autoridades ecuatorianas”, por lo que “seguirá luchando para quedarse en Ecuador sobre todo por su pequeño hijo ecuatoriano” Orión, nacido en Ecuador.

De 45 años, el estadounidense huyó en 2015 de un juicio por presunto fraude electrónico y extorsión al fundador de Facebook, a quien exigió la mitad de la empresa tecnológica por haber colaborado supuestamente en su desarrollo, trama que recoge la película “La Red Social” (2010).

Lo hizo cuando se encontraba bajo arresto domiciliario, librándose del grillete electrónico que le mantenía bajo el control y la custodia de la justicia de su país.

Desde entonces se desconocía su paradero y hasta agosto del año pasado no pudo ser detenido, en Ecuador, donde desde entonces trata de eludir los mecanismos de extradición.

Según la sentencia de hoy, no ha prescrito el delito de presunto fraude electrónico por el que Ceglia es acusado en su país, argumento que había presentado la defensa, y tampoco vieron válido los jueces el de que no puede abandonar Ecuador por estar pendiente contra él “un juicio de alimentos” que le prohíbe la salida.

Este último argumento, consideraron los tres magistrados, “se aparta de la naturaleza y fin de la extradición que como nos hemos referido en la presente resolución estriba en el cumplimiento de los requisitos de la Ley de Extradición y Convenios Internacionales”.

El estadounidense llegó al país andino en 2017 con su esposa y dos de sus hijos menores, y en Ecuador tuvo el año pasado a un tercero, lo que la defensa consideraba que era beneficioso por el juicio abierto por pensión de alimentos.

La defensa señaló al respecto que su extradición se contrapondría con la ley ecuatoriana que “protege los derechos de un niño ecuatoriano”.

En su demanda contra Facebook, Ceglia presentó un contrato que supuestamente firmó en 2003, aunque los investigadores estadounidenses, según documentos judiciales, secundaron la versión de la red social y constataron que había falseado documentos para conseguir sus objetivos.

Dos años después, en 2012, el diseñador web fue acusado formalmente de fraude en una corte federal del Distrito Sur de Nueva York donde debía afrontar un juicio, del que terminó huyendo en 2015.

Deja un comentario