El Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica recibió este viernes cuatro helicópteros donados por Estados Unidos y valorados en 48 millones de dólares para reforzar la vigilancia aérea del país.

Estos helicópteros incrementarán la capacidad del Servicio de Vigilancia Aérea para brindar apoyo en la atención de emergencias, ayuda humanitaria, transporte de equipo y personal a zonas remotas, patrullajes preventivos y en las interdicciones marítimas y aéreas.

El ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, fue el encargado de recibir, en el aeropuerto internacional Juan Santamaría, las aeronaves modelo UH-IST que pueden operar en terreno montañoso y condiciones variables, ideales para la diversidad geográfica del país.

El Ministerio indicó en un comunicado que los cuatro helicópteros forman parte del Programa de Capacitación Aérea que Estados Unidos tiene con Costa Rica; proyecto que indica que las aeronaves se transferirán de manera permanente, al cabo de dos años, al Servicio de Vigilancia Aérea.

Las aeronaves llegaron a bordo de un avión Globemaster C-17 y a partir de este momento se inicia un proceso de ensamblaje de las mismas, capacitación de pilotos y encargados de mantenimiento, pruebas de vuelo y uso por parte de Costa Rica.

Cada aeronave tiene una capacidad para 15 personas (tres tripulantes y 12 pasajeros), cuentan con dos motores, una velocidad máxima 205 kilómetros por hora, así como una capacidad de carga de 7.306 libras y un rango de cobertura 182 millas náuticas.

Las autoridades explicaron que Estados Unidos estará a cargo de las aeronaves por dos años, lapso durante el cual velará por su mantenimiento, compra de repuestos y la capacitación de los pilotos y encargados de mantenimiento, mientras que el Servicio de Vigilancia Aérea asumirá los costos operativos.

El Programa de Capacitación Aérea de Estados Unidos se puso en marcha en Costa Rica en el 2009 y es desarrollado por la Oficina para Asuntos Antinarcóticos, Seguridad Ciudadana y Justicia (INL, por sus siglas en inglés) de la Embajada de Estados Unidos, en alianza con el Gobierno de Costa Rica.

Su principal objetivo es apoyar al Gobierno costarricense con el fortalecimiento de sus operativos para combatir el tráfico ilegal de drogas y las actividades criminales aéreas y marítimas; al igual que incrementar la capacidad del país para atender desastres naturales y crisis humanitarias.

El valor total de este proyecto asciende a los 48 millones de dólares e incluye los cuatro helicópteros, su reacondicionamiento, mantenimiento, repuestos y capacitación para los miembros del Servicio de Vigilancia Aérea.

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA