La Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública considera que la actuación del Gobierno de la Xunta, «con la entrega a manos privadas de las residencias públicas» fue un factor clave «para provocar una altísima mortalidad por el coronavirus».

Para la AGDSP, las privatización del sector asistencial en los Gobiernos de Feijóo es una de las claves para entender la elevada incidencia del coronavirus en personas mayores a nivel gallego / xunta.gal

El colectivo indica que aunque el conselleiro de Sanidade Jesús Vázquez Almuiña atribuye «la baja incidencia» del coronavirus en Galicia gracias «a la rapidez de actuación de la Xunta para adoptar medidas de protección» parece olvidar que «Galicia forma parte de las comunidades autónomas en las que las condiciones de riesgo están más atenuadas» por, entre otros factores, la dispersión poblacional y las condiciones climáticas, que dificultan la diseminación viral. Por ello inciden en que «atribuir la menor incidencia de casos a la acción del Gobierno gallego es una afirmación sin fundamento» que demuestra o bien «un intento de obtener ventaja política» o «un desconocimiento profundo de la epidemiología».

A modo de ejemplo, ponen la crítica situación que se está viviendo en las residencias de mayores privadas beneficiadas por los Ejecutivos de Alberto Núñez Feijóo durante su presidencia, en la que «las deficientes condiciones, el déficit de personal y la mala gestión» indican que «sólo se han centrado en el beneficio económico y no en bienestar de las personas internadas» como demuestra la tasa de fallecimientos de residentes, que representa más del 40% (247) de la cifra total de las 546 víctimas mortales registradas a 28 de abril.

La AGDSP denuncia que estas circunstancias «fueron denunciadas por el Consello de Contas, por la Valeduría do Pobo, por trabajadores/as y familiares», pero aún así «la Xunta de Galicia no ejerció su deber de vigilar y supervisar las adecuadas condiciones» de estas instituciones privadas, recordando que es mucho mayor que en las públicas de gestión directa.

Por eso tachan de «inaceptable» la actitud del Gobierno de Feijóo, «que hizo recortes inadmisibles en los recursos sanitarios» y ahora «pretende obtener un beneficio electoral de esta desgracia utilizando el maquillaje y la tergiversación de la realidad».