La Asociación Petón do Lobo considera arriesgado en las presentes circunstancias sanitarias permitir la realización de actividades como «Noite das estrelas», que los días 12, 13 y 14 de agosto pretente llevar a 300 personas al interior del vallado del centro arqueológico.

Evolución de los casos activos de coronavirus en el Área Sanitaria de A Coruña y Cee / SERGAS

El colectivo apela a la responsabilidad de las autoridades provinciales ante el significativo empeoramiento de la situación en la Área Sanitaria de A Coruña y Cee, a la que pertenece Cabana de Bergantiños, pues según fuentes del Servicio Galego de Saúde (SERGAS), de los 110 nuevos casos detectados en galicia en las últimas horas 61 lo fueron en la provincia coruñesa con tan sólo cuatro altas, lo que hace que el número de enfermos pase de 406 a 463. Además, reseñan el incremento en la hospitalización y un nuevo fallecimiento, lo que deja la cifra total de víctimas en Galicia en 622 personas.

De acuerdo a la media móvil a siete días, Petón do Lobo señala que «el coronavirus está creciendo diariamente de media más de un 16% en el área sanitaria», con valores «que se acercan peligrosamente a las etapas previas al confinamiento». Además, hacen también referencia a que uno de los brotes activos se está produciendo en el Ayuntamiento de Vimianzo, localidad muy próxima a Cabana y también a la propia parroquia de Borneiro, que es el lugar donde se encuentra el dolmen.

Petón do Lobo reclama una actuación preventiva en el Centro Arqueológico del Dolmen de Dombate debido a la actual situación epidemiológica provocada por el coronavirus / Creative Commons

Por este motivo -indican-, «mientras la Xunta está imponiendo restricciones cada vez más severas llegando a contemplar cribados aleatorios PCR entre los menores de 40 años y otras limitacións, con centros de día y residencias cerradas no se entiende cómo se puede contemplar la realización de una actividad con cientos de personas en el área arqueológica del Dolmen de Dombate«, razón por la que la entidad ha solicitado a la Diputación de A Coruña la suspensión temporal de actividades «en tanto no se normalice la situación sanitaria a nivel gallego provocada por la COVID-19».

CONTROL POLÍTICO Y LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Por otra parte, el grupo recuerda que «el control sobre las actuaciones del poder político, al igual que hacen otras asociaciones legalmente constituídas, es una obligación por parte de la ciudadanía y que la crítica fundamentada, al igual que la libertad de expresión, es legítima«, razón por la que seguirá vigiante «en materia de buen gobierno, transparencia y acceso a la información pública» como llevan haciendo en los últimos años.