En rueda de prensa, Mustafa Aberchán ha subrayado que la Ciudad Autónoma gobernada por los populares haya procedido a dar de baja en el censo electoral de 1.067 ciudadanos cuando solo quedaba un mes para las elecciones generales del 28 de mayo, algo que, en su opinión, podría suponer «una vulneración de derechos fundamentales» de esas personas que el domingo no pudieron ejercer su derecho al voto.

El líder de la oposición en la Asamblea, que se presentaba por primera vez como candidato al Congreso de los Diputados y se situó a escasos mil votos del ganador, el popular Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu, ha destacado igualmente la supuesta «compra de votos» tras la difusión de un video en el que el hijo del presidente de Melilla, Juan José Imbroda (PP), hablaba con varios jóvenes sobre la entrega de decenas de votos por correo.

Aberchán ha indicado además que «había papeletas de distinto color» para los comicios del domingo, con un cambio en las tonalidades que considera sospechoso, al igual que «cambios de última hora de direcciones de colegios electorales» para algunos electores convocados para las elecciones del 28 de abril.

El presidente de CPM ha subrayado que el partido ha puesto a disposición de sus servicios jurídicos todas estas presuntas irregularidades para estudiar si impugna las elecciones generales de Melilla, donde los tres escaños en juego (un diputado y dos senadores) han sido para el PP.

Fuente