En un comunicado, el partido ha criticado que «la alcaldesa ha llegado demasiado lejos en su deriva sectaria y ha superado todos los límites» y la ha acusado de haber incumplido el requerimiento de la Junta Electoral de Zona (JEZ) de Terrassa de retirar la pancarta en un plazo de 48 horas.

Además, Cs ha presentado un escrito a la JEZ para poner en su conocimiento la «retirada vulneración de la legalidad» de Fortuny por no haber acatado a la Junta Electoral.