El portavoz de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha anunciado este martes que el partido está tramitando una denuncia ante la Junta Electoral Central (JEC) contra el Govern por mantener un lazo amarillo en la Delegación de la Generalitat en Londres.

En rueda de prensa, ha asegurado que esta delegación «sigue luciendo en el exterior un símbolo partidista y, por lo tanto, quiebra la neutralidad de edificios públicos», de manera que lo llevan a la JEC al igual que hicieron con los lazos en la fachada de la Generalitat.

Cs no tramitará la denuncia que anunció el lunes contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra, por mantener un lazo amarillo en el Pati dels Tarongers, en el interior de la Generalitat, ya que este martes se ha descolgado este lazo.

Sin embargo, ha advertido de que se deberá incluir en la investigación por presunta desobediencia contra Torra porque considera que haber mantenido ese lazo hasta el lunes corrobora «su conducta deliberadamente rebelde a incumplir con sus obligaciones».

«Vamos a hacer aquello que el Gobierno de Pedro Sánchez no hace: exigir que se cumpla la ley y que haya unas elecciones democráticas y limpias», ha insistido.

Sobre que el Tribunal Supremo haya rechazado la petición de Torra de suspender el acuerdo de la JEC para retirar los lazos, ha sostenido que el Govern pretendía ganar tiempo pero «al final se demuestra que no tienen razón y que una y otra vez la Generalitat pierde en los tribunales».

En este sentido, ha acusado al Govern de intentar ganar lo que pierde en los tribunales «apelando a la calle» y ha defendido que en un Estado de derecho se debe cumplir lo que dictaminen los jueces.

GASTO EN EL EXTERIOR

El portavoz de Cs también se ha referido a la noticia del diario ‘Abc’ que afirma que la Generalitat ha gastado 421 millones de euros en acción exterior entre 2011 y 2017.

Para él, este gasto confirma lo que Cs lleva alertando en los últimos años y ha asegurado que demuestra «que con el ‘procés’ se ha organizado una verdadera banda organizada par malversar el dinero de los catalanes y desviarlo al ‘procés».

DEJA UNA RESPUESTA