Gordillo ha realizado estas declaraciones después de que el grupo parlamentario de EH Bildu y varias organizaciones de policías nacionales y guardias civiles hayan protagonizado este jueves un cruce de reproches y gestos despectivos en la Cámara vasca, en la que el representante de la coalición soberanista Julen Arzuaga ha comparado el comportamiento de estos colectivos con el de los «nazis», mientras que éstos han denunciado que, «aunque mude de piel, la serpiente sigue siéndolo».

Gordillo ha tachado de «deplorable la ofensiva que ha protagonizado Bildu en el Parlamento Vasco», tras llamar a policías y guardias civiles «nazis» y «asquerosos».

Para Gordillo, resulta «inadmisible» que «Bildu insulte a los servidores públicos que han devuelto la libertad a Euskadi». También ha recordado que «estos que llaman nazis y asquerosos en un Parlamento a policías y guardias civiles son los socios preferentes de Sánchez para un futuro Gobierno de España».

Para Gordillo, ésta es «una muestra más del deterioro que se vive en la convivencia en Euskadi y un signo inequívoco de que el alma destructiva de Bildu no ha cambiado». «Policías y guardias civiles, personas que se han dejado la vida por defender la libertad, jamás se irán de la que es su casa», ha advertido.

El responsable de Ciudadanos Euskadi ha dado «las gracias a Policía y Guardia Civíl por librarnos de la lacra del terrorismo, por no abandonarnos y seguir trabajando para garantizar los derechos y libertades de los vascos, y también por no cesar en el empeño de esclarecer los más de 300 asesinatos que aún hoy están sin resolver».

Por último, ha señalado que «estos que ahora llaman nazis y asquerosos a los agentes «son los que «aspiran a aupar a Sánchez al gobierno, para convertirse en sus socios preferentes» por lo que «es necesario acudir a la urnas para frenar este despropósito».