Carlos Cuadrado y José María Espejo, principales dirigentes del núcleo duro de Inés Arrimadas, han comunicado a la presidenta del partido que dejan sus cargos de vicesecretarios en Ciudadanos.

Suya era la estrategia de la formación naranja, tan cuestionada desde hace meses por los resultados y la estrategia de Catalunya, aunque especialmente de la operación de Murcia que ha terminado en un fracaso que ha puesto a la seriedad y futuro de la formación en el punto de mira.

Según ha publicado El Confidencial, Cuadrado y Espejo le trasladaron su decisión a Arrimadas esta misma mañana, a escasos momentos de que comenzara la ejecutiva nacional, que al final se retrasó hasta las 11:30. Dada la situación derivada de esto, a lo largo de la mañana es previsible que la presidenta anuncie una remodelación de su núcleo duro.

En principio, seguirán en el comité permanente (que se ampliará) a la espera de nuevas funciones, pero alejados de la estrategia política de la formación. Arrimadas ya evitó cesar a Cuadrado o pedirle que dimitiera hace un mes, cuando tras el desastre de las catalanas varios dirigentes de peso pusieron su nombre encima de la mesa.

DEJA UNA RESPUESTA