El sentido común ganó el pulso y el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona fue cancelado en febrero como medida de precaución. Las deserciones de grandes empresas como AT&T, Vodafone, Deutsche Telekom, Intel o Facebook pudieron más que la presión de las autoridades nacionales y catalanas que insistían en que no había riesgo sanitario alguno.

“El GSMA ha decidido cancelar el MWC20 por la preocupación global que ha generado el brote del coronavirus, viajar y otras circunstancias que hacen imposible que se pueda continuar con el evento”, decía el escueto comunicado firmado por el principal responsable de la feria, John Hoffman.

Tanto Hoffman como el resto de organizadores tuvieron la suficiente sangre fría para dar este paso en los inicios de la pandemia, sin embargo, generó muchos debates y tertulias con puntos a favor y en contra. El Programa de Ana Rosa también debatió esta cancelación, pero la diferencia es que fue de los únicos que se tiraron a la piscina de una forma tan clara.

La decisión de suspender el Mobile no gustó nada en el espacio de Mediaset, y varios participantes del debate como el polémico periodista Eduardo Inda tildaron esta medida de “exageración increíble” y también aseguraron que “la gripe normal causa más muertes al año que el coronavirus”.

https://business.facebook.com/SpanishRevolution/videos/558208741473553/