En un sorprendente relato compartido en TikTok, el enfermero conocido como @paco.infermer ha expuesto un inquietante incidente ocurrido en el servicio de Urgencias.

Un paciente llegó con un intenso dolor abdominal, aparentemente sin razón aparente. Después de realizarle las comprobaciones básicas, como revisar sus constantes y preguntar sobre síntomas, el equipo médico descubrió que las pulsaciones eran elevadas, pero no había síntomas claros de lo que podría estar ocurriendo.

El paciente negó haber ingerido algo inusual o haber experimentado síntomas previos. A pesar de que todas las señales vitales parecían normales, el dolor persistente llevó al paciente a ser trasladado a la zona interna de Urgencias para una evaluación más detallada.

Cuando la mentira se convierte en una cuestión de vida o muerte: la historia de un paciente en Urgencias / Imagen: TikTok @paco.infermer
Cuando la mentira se convierte en una cuestión de vida o muerte: la historia de un paciente en Urgencias / Imagen: TikTok @paco.infermer

Lo que sucedió a continuación es lo que ha dejado boquiabiertos a muchos. Tras realizar una radiografía, se reveló que el paciente había ingerido un cuchillo y un mechero. Este comportamiento inusual se denomina Pica y se refiere a la tendencia de una persona a comer objetos no comestibles.

Lo que hizo aún más impactante este caso fue que el paciente no tenía ningún historial previo de este tipo de comportamiento. «El paciente no tenía absolutamente ningún antecedente, por eso en su historial no constaba nada», explicó el enfermero. Normalmente, un caso como este habría llevado a una acción inmediata. Sin embargo, la falta de información previa retrasó el proceso.

Se tomaron medidas para extraer los objetos del estómago del paciente mediante una gastroscopia, un procedimiento médico utilizado para examinar el interior del esófago y del estómago. Afortunadamente, el cuchillo tenía la punta redondeada y el mechero no explotó, lo que evitó una tragedia inmediata. Sin embargo, el paciente fue ingresado en la planta de psiquiatría, ya que este tipo de comportamiento puede poner en peligro la vida.

El enfermero advirtió sobre la gravedad del asunto y enfatizó la importancia de ser honesto con el personal médico. «Decid siempre la verdad porque así os podremos ayudar. Si os habéis drogado y os tenemos que operar de urgencia tenéis que decirlo», enfatizó.

Además, señaló que si el paciente hubiera sido sometido a una resonancia magnética, el cuchillo habría intentado salir debido a la atracción magnética, lo que habría provocado una situación potencialmente mortal.

 

DEJA UNA RESPUESTA